El Ajedrez De Jamil


Publicado el 24/Marzo/1998 | 00:00

Quito. 24 mar 98. Confiando en el poder de su ubicuidad y el
encantamiento de su imagen, Mahauad busca a un Primer Ministro
para la Costa

Por Santiago Roldós B.

A quienes recuerdan el tono bíblico del slogan de su campaña
del 88, Jamil es el camino, no les sorprenderá lo siguiente:
"Yo soy un hombre que todavía cree en las ideologías; yo me
meto a la democracia cristiana porque creo en la doctrina
social de la Iglesia. El punto es que lo ideológico ya no es
el centro del debate, sino el telón de fondo". Mahauad
quisiera que lo que algún comentarista ha llamado "el
indefinible centro", se entendiera con su parábola del
Ecuador: "En el centro del mundo, la línea ecuatorial, para
estar sólidamente parado, hay que poner un pie en el
hemisferio Norte y un pie en el Sur (...) Tú puedes ser de
derecha en la economía y de izquierda en lo social".

EL VOTO HUÉRFANO

"Mi hermano es guayaquileño, mi madre lojana y mi hija
quiteña... ¿Cómo puedo ser centralista?". En el sube y baja de
elecciones que se inclinan hacia la derecha y en la siguiente
a la izquierda, en una hacia la Costa y en otra hacia la
Sierra, Mahauad prefiere la originalidad de ser todo eso al
mismo tiempo.

Es un hecho que el interinazgo no sólo no ha podido borrar el
recuerdo del bucaramato, sino que incluso es percibido en
varios sectores como un continuador de varios de sus defectos.
Esta realidad debió pesar mucho en Jaime Nebot,
definitivamente costeño, definitivamente derechoso, para
preferir pasear con sus hijos en Disney World antes que
mantener constantes reuniones con Febres-Cordero durante su
estadía en Miami.

Ahí, en Florida, el PSC recapacitó. Ante la falta de su líder
natural, la variable de Isidro Romero se topó, además de la
gracia que tal idea le produjo a Febres-Cordero, con el
peligro de comprobar que tal vez no sería tan cierto que
"cualquier" socialcristiano tiene el pase seguro a la segunda
vuelta. Hasta Febres-Cordero es capaz de hacer a un lado su
desafecto hacia Heinz Moeller: el candidato no puede ser
"cualquier" socialcristiano.

Xavier Neira, por su parte, se oye algo triste. Aunque no
quiere contagiarse del pesimismo de algunos de sus amigos,
afirma que "congelar o posponer un liderazgo, aunque sea tan
fuerte como el de Nebot, es muy difícil". Por primera vez en
varios meses reconoce como posible una postulación de
Febres-Cordero, aunque por lo pronto la pelota esté en el
campo de Moeller, cuya familia sería la principal opositora a
tal nominación. "Febres-Cordero no va a permitir que la
tendencia que él revivió, la de centro derecha, sea sepultada.
Eso téngalo por seguro", asegura.

A pesar de la fuerza del PSC y el PRE -¿o habría que hablar de
inercia?, provoque que el voto costeño se vuelque en un número
importante hacia Moeller y hasta a Álvaro Noboa, ambas
alternativas son opciones más bien desangeladas, sin
perspectivas de crecimiento, acaso con la satisfacción del
deber cumplido para Moeller: llegar a la segunda vuelta y
convertirse en presidenciable para el 2002.

EL CANDIDATO KODAK

"Creo que me importa más pensar en los cuatro años de gobierno
que en los tres meses de campaña": así explica Mahauad su
decisión de preferir a un ejecutor de obras concretas, con la
capacidad de gestión para coordinar la reconstrucción del
Litoral, por encima de un político que le traiga votos, como
Ricardo Noboa.

En Mahauad todo quiere tener una implicación de largo plazo.
¿Qué mejor política que dar la impresión de que cada vez se es
menos político? A diferencia de la mayoría de políticos, su
gran credibilidad le permite manejar símbolos sin que casi
nadie pueda atacarlo por demagogo. El lanzamiento de la
campaña en la escuela Quitumbe, rodeado de dibujos infantiles,
fue el inicio de una estrategia que de candorosa, ingenua o
infantil, no tiene nada: cuando se le recuerda que su campaña
extra oficial se inició cuando mandó maquinaria municipal a
Manabí, Mahauad no sólo acepta que "esa ación ha traído
resultados electorales innegables", sino que reclama su
derecho de seguir siendo él mismo a pesar de su candidatura:
"Lo mismo hice en la guerra del Cenepa o en el terremoto de
Pujilí, pero como no había elecciones, nadie reclamó".

¿Hombre calmado o tan frío y calculador que es capaz de
presentarse como tal en aras de obtener réditos? Mahauad evade
los ataques más furibundos de las formas más inesperadas: a
Rodrigo Paz ni siquiera se molesta en contestarle, y sobre las
críticas de Freddy Ehlers por no renunciar al municipio,
Mahauad se limita a bromear, "acabo de darme cuenta que tengo
experiencia en enfrentar a Federicos...", recordando las
similares acusaciones de Federico Pérez en la campaña a la
Alcaldía en 1996. Pero inmediatamente empieza a argumentar con
una tranquilidad pasmosa. "No renuncio porque no creo que
tenga que hacerlo. Así opera la gente civilizada de países
avanzados: Chirac ganó la presidencia siendo alcalde de París.
Pero yo no quiero entrar en polémicas bajas, como criticar a
Freddy, a quien respeto como un hombre muy transparente".

LA CAMPAÑA SUCIA

"La campaña pasada, yo llamé personalmente a Freddy para
decirle que me indignaba y avergonzaba la campaña en contra de
Malu -esposa de Ehlers-; si vamos a discutir, discutamos de
verdad, debatamos sobre temas puntuales". Parte de la
estrategia de Mahauad para enfrentar la campaña sucia se basa
en lo que sostiene Jaime Durán, de Informe Confidencial: la
consultoría política internacional ha concluído hace años que
dichas campañas terminan por revertirse contra quien las
ejecuta. Más que un asunto de ética, es un tema de
pragmatismo.

Todos sabemos que gran parte de la campaña en su contra se
basará en sus problemas de salud. Y mientras Mahauad afirma
sentirse perfectamente, también reconoce que su campaña se
centrará en 26 cantones, los de más alta votación. Adiós a
grandes desplazamientos o caravanas tumultuosas. Adiós siglo
XX. La televisión será su principal tarima. Su apreciada obra
municipal, su mejor activo.

Pero una cosa es presentarse como el gran ejecutor y el gran
concertador al frente del municipio con mayores recursos del
país, donde el dinero fluye como a ningún otro, en una ciudad
con una cultura del consenso muy acendrada, y otra cosa es
convertirse en el ejecutor de un país colmado de caos y
diferencias.

Si bien Mahauad podría llevar sus distancias con la DP hasta
el punto de interpretar la gobernabilidad en una forma más
abierta, continuando con política administrativa basada en la
capacidad de delegar -su vicepresidente se convertiría en una
suerte de Primer Ministro del Litoral- no deja de extrañar por
lo visto hasta ahora que el elegido para esa tarea, si bien no
será un socialcristiano, deberá contar con la tácita venia de
la oligarquía costeña. ¿Un pie en el Sur y otro en el Norte?

Jamil por Jamil

"Siento que es verdad, aunque no lo haya buscado, que soy el
candidato de los medios".

"Nunca he visto un hombre más fuerte que mi abuelo, un hombre
incapaz de un solo abuso".

"No es lo mismo ser fuerte que violento, de hecho son
conceptos opuestos".

"Soy demasiado franco para ser serrano".

"A mí no me pidan grandes opiniones teóricas, no porque no las
pueda dar, sino porque no creo en ellas. A mí que me digan en
qué se gasta un presupuesto. Más del 90% de la inversión
municipal es para la gente pobre".

"El grave error de todos los gobiernos: preocuparse más en el
ministro de Economía que en el de Salud, Educación o

Bienestar Social".

Juan José Pons

Ingeniero de 49 años. Ex ministro de Industrias del ex
presidente Rodrigo Borja, como parte de la colaboración de la
DP a ese gobierno, acción muy criticada por Mahauad.

A favor: sería la pareja ideal. Amigo cercano de Mahauad, ya
fue su compañero de fórmula en 1988. Ambos confiesan sentirse
profundamente cómodos y complementarios entre ellos.

En contra: su militancia en la DP le daría al binomio una
apariencia cerrada, enclaustrada en un partido del que de suyo
el candidato Mahauad quiere tomar cada día más distancias.

Gustavo Noboa

Abogado y maestro de 60 años. Ex gobernador del Guayas en el
gobierno de Osvaldo Hurtado.

A favor: atesorado por la DP desde hace años, tiene prestigio
como ex rector de la Católica de Guayaquil y es cercano a
sectores productivos como abogado del Ingenio San Carlos.

En contra: su perfil, el de un hombre de ideas, es muy similar
al de Mahauad, así que no complementaría una imagen: sólo la
subrayaría. Además, una probable sobre oferta de distintos
Noboas (Álvaro y/o Ricardo).

Mariano González

Ingeniero mecánico de 54 años. Ex ministro de Agricultura en
el gobierno de Sixto Durán-Ballén.

A favor: perfil ideal del agroexportador costeño, gracias a su
eficaz trabajo en el Ingenio San Carlos. Candidato de consenso
de toda la derecha que le permitiría a Mahauad pelearle, al
menos en la elite, votos al PSC.

En contra: es miembro del Opus Dei, lo cual teñiría de extrema
derecha una candidatura que se precia de su equilibrio.

Primer ministro o embajador

"El vicepresidente sólo completa una imagen", dice Jaime
Durán. ¿Cómo mejorar una imagen favorable de más del 80% como
la de Mahauad? Lejos de los afanes protagónicos de Dahik o la
misma Arteaga, no es exagerado decir que Mahauad requiere de
un intermediario entre la insondable Costa, sobre todo con la
dirigencia de la región, y el Señor Presidente. Mahauad
intenta marcar un hito al aceptar las diferencias regionales
que resumen, más allá de la ideología, el afán de mayor
autonomía frente al Estado, pero puede dilapidar su proyecto
en aras de una derechización no tan necesaria.

Desde Marcel Laniado hasta Danilo Carrera, hay una serie de
pre candidatos que ya se han descartado: "No sé de qué están
hablando, ni por qué dicen eso", responde casi enojado
Carrera. Otro caso es el del presidente de la Cámara de la
Construcción de Guayaquil, ingeniero Ricardo Palau, quien sólo
ha visto a Mahauad en una ocasión. Nila Velásquez, además de
problemas personales que le impedirían contender, sería
víctima de sondeos que señalan que gracias a Rosalía Arteaga,
la gente no quiere que otra mujer aparezca en la papeleta
principal.

Como Carlos Estrada, presidente de la Junta Cívica de
Guayaquil, el analista Walter Spurrier o el banquero Guillermo
Lasso Mendoza, todos los nombres con que se ha especulado
tienen en común ser respetados por la empresa privada costeña.

La decisión final la tomará Mahauad hasta el 20 de marzo, pero
hay tres personajes, según sus propias palabras, con más
opciones que otros: Gustavo Noboa, Mariano González y Juan
José Pons. (Texto tomado de La Revista Vistazo #733 del
08-01-98)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.