Dinamica Constructiva


Publicado el 15/Mayo/1999 | 00:00

Quito. 15 may 99. Los últimos días la ciudadanía ha sido testigo
de grandes giros y planificados movimientos de la economía
gubernamental. Las conversaciones y puesta en práctica han
despertado fervorosos partidarios y defensores, pero también los
más enconados detractores. Para bien o para mal los recientes
acuerdos con la comunidad financiera internacional se han
introducido en la vida de los ecuatorianos como la más real
alternativa.

Luego de un vendaval de malas noticias, abril cerró con muy
buenos augurios para el país luego que el viernes 30, Enrique
Iglesias, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, BID,
a nombre de esta entidad, del Banco Mundial y de la Corporación
Andina de Fomento, CAF, anunció un acuerdo preliminar con Ecuador
para desembolsar recursos por 500 millones de dólares, para
reestructurar el sistema financiero.

En una rueda de prensa dada en Washington, en la sede del BID,
Iglesias dijo que la intención de los tres organismos
multilaterales de crédito es "ayudar a restablecer la salud del
sistema financiero, pilar fundamental de la economía".

Iglesias también anunció que a esos 500 millones se agregarán
otros 500 millones de dólares de desembolsos pendientes para
otros proyectos con Ecuador, que fluirán en el transcurso del
año.

Adicionalmente, Ecuador espera otros 400 millones de dólares del
Fondo Monetario Internacional, FMI, con el que aspira firmar
hasta junio un acuerdo de dieciocho meses.

La ministra de Finanzas, Ana Lucía Armijos, se mostró muy
complacida por la ayuda de la comunidad financiera internacional.

"La apertura de los organismos multilaterales es muy importante,
lo cual se refleja no sólo en los recursos comprometidos sino
también en la inusual reunión de los máximos personeros del BID,
el Banco Mundial y el FMI", destacó Armijos.

El futuro desarrollo del país, prácticamente, está en manos del
Fondo Monetario Internacional, pues la firma de un acuerdo con
este organismo permitirá liberar recursos por alrededor de 1.400
millones de dólares y facilitará que los inversionistas, sobre
todo internacionales, miren nuevamente con confianza al país,
pero las ventajas del entendimiento del país con el FMI van más
allá: el aval de ese acuerdo es imprescindible para que Ecuador
pueda renegociar su deuda con el Club de París, al que no le paga
desde 1996. De una deuda total de alrededor de 1.400 millones de
dólares, el país adeuda cerca de 450 millones entre capital e
intereses (unos 180 millones de dólares de intereses y el resto
de capital).

Con los gobiernos agrupados en el Club de París Ecuador mantiene
importantes relaciones, España, por ejemplo, financia el
trolebús.

Además, según lo anunció el propio presidente Jamil Mahuad,
Ecuador pretende realizar todos los esfuerzos necesarios para
lograr condonar la deuda con el Club de París, por lo menos una
parte de ella.

El analista Iván Nieto destaca que " el acuerdo con el FMI
permitirá al país acceder a los recuerdos de financiamiento que
ayuden a estabilizar la economía. Adicionalmente, también se
viabilizará que los capitales de inversión internacional
comiencen a retornar al país y que se reabran paulatinamente las
líneas de crédito cerradas para Ecuador, sobre todo para la
banca, desde el año pasado". Nieto calcula que el monto de líneas
cerradas para el comercio exterior y para la banca podría
ascender a unos 3.500 millones de dólares.

"La firma del acuerdo con el FMI abrirá las puertas de la
Comunidad Financiera Internacional, en la cual se incluyen los
gobiernos, que financian obras de infraestructura. También se
podrán reabrir importantes líneas de crédito de la banca privada
internacional", afirma.

Complacida se ha mostrado la Ministra de Finanzas, Ana Lucía
Armijos. "La apertura de los organismos multilaterales es muy
importante" afirma.

El analista destaca que si no se lograba firmar el acuerdo con
el FMI la consecuencia inevitable habría sido cerrar 1999 con una
inflación de alrededor de 180 por ciento y con un contracción
económica de al menos 10 por ciento. De acuerdo con Mahuad,
Ecuador suscribirá la Carta de Intención con el FMI hasta fines
de mayo y en junio se firmaría el acuerdo con el FMI, luego de
lo cual los primeros días de julio las autoridades económicas
viajarán a París para tratar de reestructurar la deuda con el
Club de París.

Pero el camino hacia la concreción de la firma del acuerdo no es
fácil. El FMI exige sanidad fiscal y un saneamiento serio del
sistema financiero nacional, que tiene desde el año pasado a diez
instituciones cerradas o con graves problemas de iliquidez
declarados.

Si bien el país ganó puntos cuando el Congreso aprobó el paquete
fiscal, que reforma las finanzas públicas en el ámbito del manejo
tributario, en las relaciones laborales del Estado con los
servidores públicos y que pone límites a los pagos de
remuneraciones e indemnizaciones, los parlamentarios se demoraron
casi un mes en aprobar la ley e introdujeron algunos cambios que
harían que el déficit fiscal de 1999 se ubicara en un 4 por
ciento frente al objetivo del 3.5 por ciento que ha buscado
insistentemente el gobierno.

Sin embargo, Ana Lucía Armijos destaca la importancia de la Ley
aprobada por el Congreso, "que permitirá tener un presupuesto
equilibrado y financiado para manejar la economía y no empujar
una mayor inflación, lo que permite avanzar en las negociaciones
con el FMI". De hecho, en un país como Ecuador, en el que los
ingresos tributarios no llegan ni al 9 por ciento del PIB frente
al promedio de entre 14 por ciento y 15 por ciento que registran
los países en desarrollo, la aprobación de la Ley es, sin duda,
positiva.

Para mejorar las relaciones con el FMI y adelantar la negociación
del acuerdo, el presidente Mahuad viajó el 23 de abril a
Washington para reunirse con personeros del FMI y de los
organismos multilaterales de crédito, lo propio hizo la semana
siguiente, Ana Lucía Armijos, ministra de Finanzas, quien ya en
marzo debió suspender la reunión programada con Michael Camdesus,
director-gerente del FMI, por el retraso del Congreso en aprobar
el paquete fiscal.

El 24 de abril el FMI dio su primer pronunciamiento acerca de la
Ley aprobada en el Congreso y de la viabilidad de suscribir un
acuerdo con Ecuador: "El plan fiscal aprobado en Ecuador es un
avance importante, pero el país tiene aún mucho que hacer para
sanear la situación de los bancos, que es sumamente difícil",
según dijo en Washington Claudio Loser, director del Departamento
del Hemisferio Occidental del FMI.
El proceso de saneamiento del sistema bancario empezó ya el 3 de
mayo pasado, con el inicio de las auditorías a treinta y un
bancos del sistema.

Enrique Iglesias, presidente del BID, anunció el acuerdo
preliminar de recursos para Ecuador.

"El acuerdo con el FMI permitirá al país acceder a los recursos
de financiamiento que ayuden a estabilizar la economía", sostiene
Iván Nieto.

Pricewaterhouse, Arthur Andersen ( X.ART) y KPMG Peat Marwick
(X.KPM) fueron seleccionadas por la Agencia de Garantía de
Depósitos, AGD, para auditar a los bancos.


Las auditorias costaran alrededor de 5.5 millones de dólares. La
Arthur Andersen se hará cargo de doce bancos, entre ellos Banco
del Pacífico y Banco La Previsora; Pricewaterhouse realizará la
auditoria a otros doce bancos, entre ellos Banco del Progreso,
Banco de Préstamos, Solbanco, Bancomex (todos en proceso de
capitalización) y Banco del Pichincha; KPMG Peat Marwick tendrá
a su cargo seis bancos, entre ellos Filanbanco.

En el mejor de los casos los resultados de esas auditorías se
tendrán a mediados de junio, pero el proceso de saneamiento
fácilmente podría ir hasta fines de año, ya que se incluyen
capitalizaciones, fusiones e incluso desaparición de entidades
que resulten no ser solventes.

La llegada al país de una misión de negociación del FMI e incluso
la visita del vicepresidente de ese organismo, Stanley Fischer,
para reunirse con líderes empresariales, bancarios y sindicales
hace pensar en una apertura del organismo para lograr suscribir
el acuerdo con Ecuador lo más pronto posible.

Si la carta de intención con el FMI se logra firmar hasta fines
de mayo, habría, según afirmó Armijos, la apertura para que los
otros organismos aceleren los desembolsos para creación del fondo
de fortalecimiento del sistema financiero que es vital, al igual
que las auditorías al sistema bancario. Las fechas para el inicio
de los desembolsos aun no se concretan.

Nieto destaca que el proceso de depuración de la banca no
concluirá inmediatamente, pero lo importante para el FMI es el
compromiso del Gobierno en esta materia.

Lo que está claro hasta el momento es que para que se concrete
el acuerdo con el FMI y para que los recursos comprometidos
fluyan sin problemas el gobierno de Jamil Mahuad deberá demostrar
decisiones firmes en el campo financiero, luego de los resultados
de las auditorias externas.

Mauricio Pozo, vicepresidente ejecutivo de Produbanco sostiene
que "el sólo hecho del anuncio es muy positivo para el país, pero
habrá que tener en cuenta que 1999 será un año muy duro, pero
dará paso a la reactivación que comenzará en el próximo año".

Según las estimaciones de Pozo, 1999 cerrará con una inflamación
de alrededor de 70 por ciento, pero con una tendencia a la baja.

Para Javier Espinoza, presidente de la Cámara de Comercio de
Quito, el anunció es una especie de salvavidas, pero es parte de
un plan que tiene que continuar con la apertura de las empresas
públicas hacia el sector privado.

Por retraso del Congreso Nacional en aprobar el paquete fiscal
se había visto suspendida la reunión con Michael Camdesus.

El ministro de Energía, René Ortiz, estuvo en Houston para
potenciar las inversiones del sector petrolero.

Y de hecho, según lo que ha anunciado el gobierno hasta el primer
trimestre del próximo año ya habrá comenzado un proceso de
privatización, que se allanará con el tratamiento que dé el
Congreso a la Ley Marco para las privatizaciones.

Por lo pronto en días pasados el presidente Mahuad, René Ortíz,
ministro de Energía y Jorge Pareja, presidente de Petroecuador,
viajaron a Houston para mantener reuniones con potenciales
inversionistas a quienes pretenden interesar para que participen
en un concurso público que convocará el gobierno para permitir
a Petroecuador asociarse con empresas privadas para la
exploración y explotación de sus campos más prospectivas para los
cuales se espera atraer inversiones por alrededor de 2.000
millones de dólares para los próximos cuatro años.

Mientras tanto, Ecuador espera que comiencen a llegar los
desembolsos de los organismos multilaterales que se monetizarán
y dirigirán a los diferentes sectores, pues los recursos del FMI
se destinaron únicamente para fortalecer la balanza de pagos.

De la actitud futura del Congreso y del Ejecutivo, así como los
diversos sectores sociales dependerá que el crédito del FMI se
concrete y los desembolsos que se esperan no tengan ningún
problema, pues si el país no hace las cosas bien el acuerdo
quedará sólo en ofrecimientos y la reactivación del país no podrá
arrancar. (Texto tomado de La Revista Cosas)

Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990