Declaraciones configuran escenario de 'guerra fría'


Publicado el 30/Julio/2009 | 00:12

Chávez aplicará medidas contra empresarios colombianos; Correa advirtió con responder militarmente

Las últimas declaraciones de los presidentes del Ecuador, Rafael Correa, y de Venezuela, Hugo Chávez, configuran un complejo esquema de "guerra fría". Así lo advirtió ayer el ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y actual asambleísta del movimiento Municipalista, Paco Moncayo.

Esta semana, Chávez rechazó una posible venta de armas venezolanas hacia las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y ordenó el regreso del embajador de Bogotá en Caracas, así como la aplicación de medidas económicas contra los empresarios colombianos que podrían terminar en expropiaciones.

Casi simultáneamente, Correa insistió que el Ecuador responderá militarmente otra agresión de Colombia como la de Angostura. El presidente volvió a lanzar la advertencia en medio de las crecientes tensiones con Bogotá, a raíz de la difusión de un video de las FARC en el que se habla de un supuesto aporte económico a su campaña presidencial en 2006.

En declaraciones a Radio Democracia, Moncayo consideró que este es un escenario similar al ocurrido en 1947 cuando el Gobierno de Estados Unidos declaró que existían dos sistemas irreconciliables (EEUU vs. Unión Soviética) y que la supervivencia del uno dependía del otro. "Aquí estamos enfrentando una guerra fría, no hay duda de que es una guerra fría, porque son gobiernos con tendencias radicalmente opuestas", señaló.

A pesar de que Moncayo reconoció que el presidente colombiano Álvaro Uribe es un elemento indeseable en la política de América Latina, un hombre que ha creado condiciones de mala vecindad, que es capaz de llevar campañas sostenidas y sistemáticas de guerra psicológica, igual que en la guerra fría, el asambleísta electo calificó, sin embargo, de "terriblemente lamentable" que esto pueda suceder en la región.

"La intolerancia de dos sistemas y la actitud personal de los líderes de ambos lados es incomprensible", expresó.

El militar en retiro opinó además que "toda la campaña y la estrategia armada por Uribe (computadores de Raúl Reyes, conferencias por Internet) configuran un plan de operación psicológica con el único objetivo de crear en el Ecuador una paranoia anti-FARC". Por ello, recordó que hace algunas semanas Correa dijo que "todo el que haya hablado con las FARC es traidor a la Patria". Es decir, reaccionó como Uribe quería.

Por otro lado, Luis Hernández (Red) hizo un llamado a ver las cosas claras y mantener la cabeza fría. "Cuando se produce una guerra - fría o caliente- no se ven las cosas claras y los líderes cometen errores y más cuando hablan sin saber hacia donde quieren ir ", subrayó. "Las palabras de los mandatarios deben ser parte de una estrategia; no parte de pasiones ni una reacción a lo que otro dice sin haber analizado antes lo que su contraparte quiso decir".

"En las relaciones internacionales, las palabras tienen que filtrarse muchas veces y luego de filtradas otra vez volver a refiltrarlas para que cumplan el objetivo que se quiere", afirmó Hernández. (SC)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.