Criticas Al Consejo


Publicado el 11/Enero/1993 | 00:00


Quito. 11.01.94. El nuevo sistema automático para cobro de
peaje en la autopista al Valle de Los Chillos "General Rumiñahui",
que fue inaugurado en noviembre pasado por el Consejo Provincial
de Pichincha, ha generado las críticas de muchos usuarios que
diariamente utilizan esta vía y que se quejan de las
"bondades" que presta, hasta el momento, este "novedoso" sistema.

Diversas han sido las reacciones de la gente. Algunas se
muestran incrédulas; otras, incluso, han llegado a dudar de la eficacia
del sistema automatizado.

"Cierto es que se está modernizando al país, pero quien nos
garantiza que el dinero recaudado en el peaje por los
cobradores vaya a las arcas del Consejo Provincial y no al bolsillo de
los que cobran", fue la interrogante que formuló a HOY un usuario
que desde hace más de seis años utiliza la autopista.

Otra de las críticas se relaciona con el sistema
rompevelocidades colocado a pocos metros del peaje. "Eso destruye los
vehículos", señalaron varios usuarios.

Sin embargo, no todos tienen la razón. Vale también recalcar
la falta de colaboración y respeto, la llamada "viveza criolla"
de algunos ciudadanos que, escudándose detrás de un vehículo
militar u organismo del Estado, han esquivado el pago del peaje sin
importarles si derrumban o no la valla de seguridad.

Desde que entró en funcionamiento el nuevo sistema catorce
vallas han sido destruidas por conductores "irresponsables" que han
querido rehuir el pago del peaje. Cada valla le representa al
Consejo Provincial un gasto de 50 mil sucres.

No hay forma de evadir el pago

Alejandro Laso, director administrativo del organismo
provincial, señaló a HOY que ahora "No hay forma de evadir el pago ya que,
aunque parezca increíble, todo el mundo está pagando, desde
policías y militares, hasta vehículos del Estado, etc".

Según el vocero, el nuevo sistema evita la evasión del pago de
peaje el cual es registrado mediante un moderno programa de
control computarizado que acciona vallas de seguridad y un
sistema de semaforización que gran alcance visual que orienta
a los automóviles.

El Consejo garantiza -expresó Laso- el cobro del peaje ciento
por ciento. "Los usuarios no deben preocuparse si funciona o no la
valla o si los empleados del Consejo no activan la tarjeta".

"Si eso sucede es por los cortes de energía que existen en el
sector. Sin embargo, no nos guiamos por eso sino por el sensor
magnético instalado en el piso el cual trabaja directamente
con la computadora, la que se encarga de marcar el número de
vehículos que circulan por cada andarivel", manifestó Laso.

De tal manera que ningún vehículo pasa desapercibido y
nosotros hacemos un control diario de lo recaudado, el número de ejes y
el peso de los autos, sostuvo el funcionario.

Venta de tarjetas

Laso informó, además, que desde hoy estará a disposición del
público las nuevas tarjetas magnéticas que pueden ser
adquiridas en las oficinas del Consejo Provincial o en el peaje de la
autopista "General Rumiñahui".

La tarjeta -debidamente numerada e identificada con el
vehículo y su propietario- podrá ser activada en forma personal. El
usuario deberá únicamente introducirla en una ranura de arriba hacia
abajo, sistema que estará instalado al extremo izquierdo del
conductor.

Cada identificación tendrá un promedio de 720 pases al año
para vehículos livianos. Las tarjetas para vehículos livianos
tienen un costo 100 mil por año; buses y busetas pagarán 165 mil
sucres; carros pesados de hasta dos ejes, 165 mil sucres; y vehículos
de más de dos ejes, 480 mil sucres.

Laso indicó que las personas interesadas en adquirir las
tarjetas de circulación por un año, tendrán un descuento especial. Las
identificaciones las cancelarán al contado o con cheque
certificado tanto en los peajes como el consejo provincial
desde mañana.

Las personas que no adquieran las tarjetas continuarán
cancelando el peaje en efectivo, tal como le venían realizando
anteriormente.

Obras de ampliación

Según datos del Consejo Provincial, la nueva estación de peaje
representa una inversión de 1.100 millones de sucres, la cual
será financiada con el cobro del peaje.

En la autopista General Rumiñahui -además de la construcción
del peaje automático- se realizan trabajos de ampliación y
mejoramiento de los carriles con capacidad para cinco líneas
en cada lado. Asimismo, se construirá un carril especial que será
destinado a los ciclistas y deportistas que el fin de semana
utilizan la vía.

Toda la obra de reconstrucción tendrá un costo de 12 mil
millones de sucres, la cual, según el Consejo, se espera concluirla a
fines de 1994.

Nuevas tarifas desde el 15 de enero

A partir de este 15 de enero el Consejo Provincial
incrementará el valor de las tarifas del peaje en la autopista "General
Rumiñahui". Según anunció el director administrativo del
organismo provincial, Alejandro Laso, los vehículos livianos
deberán pagar un valor de 300 sucres; los buses, busetas y
carros de doble eje, 500 sucres; y los que tengan más de dos ejes,
1.500 sucres.

Laso se hizo eco de las palabras expuestas en días anteriores
por el prefecto Federico Pérez, señalando que el Consejo se ha
visto precisado a tomar esta decisión debido a que en la autopista
Rumiñahui no ha sido posible concluir los trabajos de
reconstrucción, "porque los montos que se cobran actualmente
no alcanzan a cubrir los gastos que exige la obra".

Al ser interrogado sobre los nuevos montos que el Consejo
espera recaudar con las nuevas tarifas, el personero provincial
expresó que existirá un incremento de alrededor de 2 millones 900 mil
sucres diarios por el cobro a los vehículos livianos.

Incrementos sustanciales

El incremento en las recaudaciones del peaje han sido
sustanciales en la administración de Federico Pérez. Según
datos del Consejo Provincial, de 260 mil sucres que se recaudaba
anteriormente, desde 1992 se elevó a 3 millones 500 mil sucres
diarios y con la automatización actualmente se ha logrado
recuperar la cantidad de 7 millones de sucres diarios.

"Eso significa -dijo Laso- que se ha duplicado lo que antes se
consideraba una fuga o evasión que era difícil controlar". El
año pasado el Consejo vendió 3.000 stickers y se falsificaron
alrededor de 2.500 stickers lo que representaba una gran
evasión del pago de peaje. Explicó que este año ya se han retirado
completamente todos los stickers y nadie, ni siquiera los
militares, puede pasar sin pagar el peaje.

En lo que se refiere al número de vehículos registrados
diariamente, con el antiguo sistema circulaban por la vía
13.000carros mientras que con el actual control se calcula que
un promedio de 30.000 vehículos utilizan diariamente la
autopista. (10B)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad N/D



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.