Convertibilidad Una Salida


Publicado el 23/Diciembre/1998 | 00:00

Guayaquil. 23 dic 98. Una vez más, como durante el gobierno de
Abdalá Bucaram, ha empezado a discutirse en los círculos
económicos la conveniencia o no de aplicar en el país un
sistema de caja de conversión o convertibilidad.

Ante la negativa de las autoridades económicas del gobierno,
la idea está siendo considerada a nivel del sector productivo,
luego de que el ex vicepresidente de la República, Alberto
Dahik, la propusiera como la única manera con que se puede
salir de la crisis.

"No veo ni entiendo qué otra solución, que no sea la de
adoptar una caja de convertibilidad, se pueda aplicar en el
Ecuador, para salir de la crisis en que está", dijo Dahik,
durante su participación vía satélite desde Costa Rica, en el
foro organizado la noche del lunes por la Cámara de la Pequeña
Industria del Guayas (Capig).

Anotó que en el país ya no hay espacio para que las políticas
cambiaria y monetaria sean efectivas, pues en estos momentos
bajo el actual ordenamiento y sistema cambiario, ambas "son
neutras".

Es decir -agregó- significa que los agentes económicos
anticipan lo que el gobierno va a hacer y las políticas
monetaria y cambiaria, no pueden afectar el sector real, sino
el nivel de precios y la tasa nominal real de interés.

Recordó que cuando en 1992 se aplicó un programa de
estabilización, lo más importante de ese programa es que
"cambió radicalmente el sistema cambiario que hasta ese
momento prevalecía en el país".

De ahí que -reflexionó Dahik- hay que alterar fundamentalmente
el sistema cambiario, para que se produzca en la ciudadanía,
el efecto de romper las expectativas, de creer que hay algo
nuevo que está disciplinando y puede funcionar.

Por ello, sostengo "la convertiblidad lo que hace es reducir
significativamente la incertidumbre que hay en las variables
monetarias y así la gente sabe que tiene asegurada una paridad
cambiaria y por lo tanto, no hay riesgo en mantener moneda
nacional".

Esto -puntualizó- hace que automáticamente la tasa de interés
pase a medir única y exclusivamente el riesgo del país, y no
el cambiario, es decir que pueda pasar a ubicarse en el 15% o
menos.

"La drástica reducción de la tasa produce un ímpetu de
inversión o la recuperación del sector productivo, por medio
del cual se lleva a toda la sociedad ecuatoriana, a lograr
salir de la crisis y salvar las finanzas tan graves que
tenemos".

Agregó que se xxxdebe ser irreversible en las privatizaciones
y la reducción del tamaño del Estado, así como en la reforma
fiscal y del Estado, para poder sobrevivir, caso contrario el
Ecuador va rumbo a la quiebra.

"Si en tantos años la política ha sido incapaz de encontrar
soluciones para superar los problemas financieros del país, es
el momento que lo haga la economía", concluyó Dahik.

Camino por recorrer

El presidente del directorio del Banco Central, Luis Jácome,
reconoció que si en las actuales xxxcircunstancias el Ecuador,
quiere ir a una caja de convertibilidad, "tiene un buen camino
que recorrer".

Explicó que el manejo de la caja de convertibilidad requeire
de una gran confianza en el tarea económica que se está
realizando, porque sino la economía le apuesta a que no va
aguantar el tipo de cambio fijado.

Pues esto comentó- produce ataques especulativos, contra la
moneda doméstica, es decir que en ese momento todo el mundo
querrá pasar sus activos a divisas, abandonando los sucres,
ello "significaría una desmonetización de la economía, y por
lo tanto hará que la tasa de interés suba mucho para
equilibrar la rentabilidad en sucres y divisas".

"En las actuales circunstancias en el Ecuador, donde tenemos
un año cerrando en menos del 6% del PIB, además de corregir el
problema fiscal, que es crónico en esta economía, la solución
tiene que verse a largo plazo y no temporalmente".

Además para aplicar la convertibilidad se requiere entre otras
cosas, tener un fondo de estabilización del petróleo, un
mercado laboral flexible, uns estructura institucional sólido,
etc., lo cual "no lo tenemos".

Sin embargo fue enfatico en reconocer que "con lo que
actualmente tiene, el país puede marchar con menores costos,
con una política cambiaria flexible y con un Banco Central que
se mueva autónomamente en el manejo monetario".

"No estoy abogando ni encontra ni a favor de un modelo de tipo
de cambio al futuro del Ecuador, por que esto le implicará un
sacrificio muy fuerte", resaltó el directivo.

Gallardo: Convertibilidad quebrará sistema bancario

El ex Ministro de Finanzas, Jorge Gallardo, aseveró que ir a
la convertibilidad significaría la quiebra general de todo el
sistema bancario ecuatoriano, porque un sistema cambiario en
la situación actual del Ecuador, necesita de una política
cambiaria flexible.

"Se requiere de una política monetaria un poco más expansiva
asentada en una política fiscal restrictiva, que permita que,
a través del impuesto inflación, vayan los balances de los
bancos ajustándose a la situación actual de ajuste de
cartera", destacó.

Indicó que una economía pequeña como la ecuatoriana, abierta,
que tiene en su sector exportador el más dinámico, que gracias
a aquél es que se mantienen tasas positivas de crecimiento
absoluto, aunque negativas per cápita, no se la puede someter
a un tipo de cambio fijo.

"En el momento en que se adopte una política de
convertibilidad o de tipo de cambio fijo, el periodo en el que
baje la inflación de un 45% a inflaciones internacionales, va
a producir una sobrevaloración del tipo de cambio", aseveró
Gallardo.

La competitividad ecuatoriana, dijo, no puede aproximarse a la
norteamericana, por lo tanto el país estará siempre en
desventaja con su tipo de cambio por los efectos productividad
que hay en Estados Unidos sobre este. "Esto hará que siempre
tengamos un tipo de cambio rezagado", estimó.

Asimismo, afirmó que si se opta por la convertibilidad, el
Banco Central perderá la discrecionalidad de su política
monetaria, por lo que dejaría de ser prestamista de última
instancia, y tendría que someterse a lo que decida la Reserva
Federal norteamericana.

"No tendríamos un mecanismo tipo AGD para poder ir
solucionando los problemas del sistema bancario y financiero,
porque se cerrarían completamente las puertas para el crédito
interno al sector financiero privado", dijo.

Jaramillo advierte posibles fracasos

Dado a la corriente nacional surgida en apoyo a la
convertibilidad, el Ministro de Finanzas, Fidel Jaramillo,
advirtió que este esquema "no debe ser un fin en sí mismo,
sino un medio para conseguir la estabilidad" y que al menos se
requerirían cuatro elementos para que sea exitoso.

En primer lugar citó la estabilidad fiscal, ya que no se
podría entrar a un esquema de esta naturaleza con un déficit
fiscal insostenible.

A esto se suma la sanidad financiera, porque "con una economía
que tiene cuentas financieras frágiles, un sistema de
convertibilidad no va a ser exitoso, ya que los bancos
centrales tienen que acudir a salvar bancos y darles liquidez,
con lo que pone sucres en la economía que no están
respaldados".

Como tercer requisito, se encuentra la flexibilidad laboral.
En un esquema de este tipo hay grandes sectores perdedores y
ganadores, el sector exportador por ejemplo que está
acostumbrado a entrar a los mercados internacionales gracias a
que se devalúa el tipo de cambio, con tipos de cambio fijos
dejan de ser competitivos y pueden expulsar mano de obra.

Finalmente, Jaramillo destacó la necesidad de crear un fondo
de estabilización externo, porque en economías pequeñas,
abiertas y dependientes de pocos productos de exportación, se
traduce en menos divisas.

Para Jaramillo si se hubiese ingresado a la convertibilidad
sin los requisitos mencionados "estaríamos en el peor de los
fracasos con una hiperinflación por lo tanto creo que hay que
mirarla con mucho cuidado y no como una panacea", advirtió.
(Texto tomado de El Universo)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Guayaquil



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.