Cita de la Unasur se estanca en el tema de bases


Publicado el 28/Noviembre/2009 | 00:10

En una carta, Jaime Bermúdez, dijo que "la escalada de agravios al Gobierno y pueblo de Colombia no permiten prever que las discusiones se den con tono de respeto"



Los cancilleres y ministros de Defensa de once de los doce países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que se reunieron en Quito ayer, no lograron emitir un acuerdo conjunto sobre temas sensibles que afectan a la región, como la instalación de bases militares estadounidenses en Colombia y las elecciones en Honduras el próximo domingo.

Los grandes ausentes a la cita fueron Jaime Bermúdez y Gabriel Silva, canciller y ministro de Defensa de Colombia, quienes solo enviaron delegados técnicos de menor rango al encuentro.

Bermúdez sin embargo, el jueves le remitió una carta al canciller del Ecuador, Fander Falconí, en la que en lo fundamental le expresó: "La actitud y reciente escalada de agravios que han recibido el Gobierno y el pueblo de Colombia no permiten prever que las discusiones que se lleven a cabo en la reunión convocada para mañana (ayer), se desarrollen en el tono de respeto, objetividad y equilibrio temático que este foro exige. Por tal razón, se ha designado una delegación técnica para atender la reunión".

Al dar la bienvenida el encuentro regional, Fander Falconí, destacó que uno de los objetivos de la cita es articular una doctrina de paz, desde una visión integracionista y de fortalecimiento de los procesos democráticos en la región.

Los miembros de la Unión Suramericana se concentraron en el análisis de las garantías que debe dar Colombia para que la presencia de bases estadounidenses en su territorio no vulnere la soberanía de los demás países de la región.

Pasado el medio día, el ministro de Defensa del Ecuador, Javier Ponce, a través de un comunicado, cuestionó a la delegación de Colombia por negarse a incluir en las resoluciones de la cita un párrafo que condene la instalación de bases extranjeras en la región.

"La delegación colombiana no tiene argumentos legítimos para no aceptar", dijo Ponce en el comunicado.

Una vez concluido el encuentro en horas de la noche, Falconí reiteró que "las bases miliares en territorio colombiano seguirán siendo un problema para la región".

Pero también aclaró que las resoluciones tomadas para la región son excelentes, "pues se ha logrado consensos en creación de medidas de confianza mutua y homologación de gastos militares".

Por su parte, Ponce indicó que se acordó crear una red de información para transparentar los gastos y estrategias militares, y la participación de los países cuando se firmen convenios en la región.

También aseguró que a la Unasur le resta concretar un plan de trabajo para conocer cómo está la región y así dar paso a una modernización de los ministerios de fuerzas armadas de los diferentes países miembros. Y el objetivo principal del organismo será "caminar hacia una región libre de bases militares".

A este criterio se sumó el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, quien además criticó duramente la ausencia de los ministros colombianos. "Ese francotirador, ese loco de Silva se ha quedado en Colombia temeroso. Esperamos que el Gobierno colombiano para otras reuniones de Unasur esté presente", manifestó.

Con respecto a la carta que envió la secretaria de Estado de los EEUU, Hillary Clinton, a Unasur, en la cual garantiza la no extraterritorialidad, el canciller Falconí dijo que esta no cambió la agenda y que fue un insumo más.

Según el canciller venezolano, Nicolás Maduro, cuatro temas quedaron pendientes y deberán ser consultados por el presidente Pro Tempore de la Unasur en los próximos 15 días, entre ellos "declarar a la región un territorio libre de bases militares extranjeras y tomar previsiones para que los EEUU no utilicen las bases militares de Colombia para traer armas nucleares al continente".

Para Maduro, hay una "estructura central" que perfila la construcción de una doctrina de seguridad y de paz para Suramérica.

Entre los puntos más importantes del consenso está el intercambio de información y transparencia, en el cual se establece crear una red para intercambiar información sobre políticas de defensa.

Así también se establece intercambiar información sobre organización, funciones y procedimientos de los ministerios de Defensa, información de fuerzas militares, efectivos, armas y equipo. Y el establecimiento de un banco de información de los países de la Unasur sobre registro de transferencia y adquisición de equipos y armas convencionales, en adición a la información que se debe remitir a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Los países participantes se comprometieron a facilitar informes sobre "el presupuesto nacional de defensa en todas sus etapas" y, de forma gradual, sobre los "presupuestos de defensa de los cinco últimos años" al Consejo de Defensa Suramericano (CDS). Por último, se considera importante invitar al Gobierno de los EEUU a un diálogo sobre cuestiones estratégicas de defensa, paz, seguridad y desarrollo. (MING-GM-EFE)

Criterios divididos sobre Honduras


Las elecciones en Honduras, a desarrollarse el próximo domingo, también marcaron la agenda de Unasur, aunque los criterios entre los representantes de los doce países miembros estuvieron divididas.

"Reconoceremos las elecciones siempre que se realicen con transparencia", sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores de Perú, José Antonio García.

En cambio, Celso Amorim, ministro de Relaciones Exteriores del Brasil, descartó que el Gobierno de su país respalde ese proceso, pues señaló que para que las elecciones sean legítimas el presidente Manuel Zelaya tendría que ser restituido del poder antes del sufragio. "Las elecciones convocadas por un gobierno que resultó de un golpe de Estado, después de mantener por un largo tiempo un estado de sitio en Honduras, no es una buena señal para la región", advirtió el secretario de Estado.

Las declaraciones se efectuaron luego de que el presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien ostenta el cargo de presidente Pro Tempore de la Unasur, anunciara con antelación en Bruselas (Bélgica), donde estuvo de visita oficial, que ese organismo no respaldaría los resultados del proceso electoral de Honduras. (GM)

Venezuela sin pruebas de espionaje


Ni el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, ni el ministro de Defensa de ese país, entregaron ayer al Consejo de la Unasur, como lo habían anunciado, las pruebas de un supuesto espionaje realizado por Colombia en Venezuela, Ecuador y Bolivia, para sustentar una denuncia efectuada en días pasados por el presidente venezolano Hugo Chávez.

Según Nicolás Maduro, canciller de ese país, el punto que analizaría la situación de la región no fue tratado, por lo que no pudo presentar "documentos oficiales" que comprobarían la existencia del plan de espionaje denominado Orión Uno. "Son documentos oficiales de Colombia, que con autorización del Gobierno y el DAS, quería captar militares, policías y altos funcionarios de nuestro gobierno para desestabilizar políticamente al país". Por lo tanto, anunció que las pruebas serán consignadas a la presidencia Pro Tempore de Unasur y espera que el tema sea tratado en las próximas reuniones. El jueves pasado, durante la reunión de países amazónicos efectuada en Manaos (Brasil), Nicolás Maduro, anunció que presentaría en la cumbre de la Unasur pruebas del supuesto espionaje al que calificó como un "plan de guerra" llevado adelante por Colombia. (GM)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.