Chauvin pudo evadir a la Uies por el mal tiempo


Publicado el 23/Abril/2009 | 00:05

La exigencia que se remita la orden de detención original, así como el hecho que se halla hecho público, ayudaron a la fuga de José Ignacio Chauvin

Al menos tres temas despiertan dudas sobre las denuncias presentadas en contra de los comandantes de la extinta Unidad de Investigaciones Especiales (Uies), que estuvieron encabezados por Manuel Silva.

Caso Chauvin: La fuga de José Ignacio Chauvin obedeció a que no se aceptó la copia del pedido de detención emitido en Guayaquil. Esto obligó a que un miembro de la Uies viaje a Guayaquil para traer el original. El mal tiempo no ayudó, por lo que el uniformado llegó en la noche. Además, la casa del ex subscretario de Asuntos Políticos, donde se encontraba, era adosada, por lo que sospechan que salió por otra.

En cuanto a Jefferson Ostaiza, supuesto cabecilla de una red de narcotráfico, no pudo ser capturado porque estaba en Colombia. El día del operativo, su chofer fue detenido en Tulcán, donde suponen estaba para recogerlo. No pudieron esperar más, dado que el operativo en Campanita estaba en marcha.

Entrega de equipo a Embajada de EEUU: La defensa de Silva argumenta que la entrega de los equipos a la Embajada fue posterior a la reunión que se realizó en la Comandancia General, en la cual estuvieron el comandante Jaime Hurtado, los mayores Silva y Rafael Pérez y el delegado de la Embajada, Marck Sullivan. Dicha cita fue el 5 de febrero, a las 19:00, y ahí Hurtado habría dispuesto que se devuelvan los bienes.

No obstante, según la denuncia de Pérez, Silva dio la disposición de entregar los bienes antes. Así consta en el parte informativo fechado el 5 de febrero, a las 18:00. Es más sostiene que no acogió una orden dada la noche del 4 de febrero, cuando los generales Ramiro López y Freddy Martínez, pidieron que no se mueva ningún equipo. Aquel día, se comenzó a llevar los bienes a un galpón de la Uies, para hacer el inventario respectivo, a fin de dejar constancia del equipo entregado por EEUU y hacer el acta respectiva para descargar responsabilidad con la Embajada.

El relevo en Guayaquil: De acuerdo con la denuncia presentada por Pérez, en el parte informativo del 5 de febrero, a las 18:00, el mayor William Martínez, jefe de la Uies entrante en el Cuarto Distrito (Guayaquil), le reportó que también se había movido equipos de las oficinas de ese distrito. Sin embargo, Martínez, en su declaración a la Inspectoría, afirma que recién tomó contacto con el capitán Guido Núñez, jefe saliente de la Uies, ese día cerca de las 21:00. Se reunieron luego y ahí Núñez le explicó que esa tarde había entregado vehículos, armas, etc. a la Embajada, porque tenía firmadas actas de entrega-recepción con la Embajada. (SL-MP)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.