Censo revela 18 mil viviendas afectadas en Riobamba


Publicado el 23/Noviembre/2002 | 00:00

El ministro de Defensa, Hugo Unda, llegó el jueves por la noche a Riobamba y ayer dirigió personalmente la evaluación de los daños ocasionados por la explosión de la Brigada Galápagos, que destruyó totalmente las viviendas ubicadas en un perímetro de 300 metros alrededor del cuartel y destruyó, sobre todo, ventanales en casas que están hasta 10 kilómetros a la redonda. La primera evaluación de los daños la realizaron 39 brigadas integradas por miembros de la Cámara de la Construcción, personal técnico del Ejército y estudiantes de la Espol. El resultado es poco alentador. Aunque el ministro de Vivienda, Nelson Murgueytio, dijo que cuando se tenga la evaluación se procederá a reconstruir las casas, aún no está claro quién repondrá todos los enseres que perdieron las familias ni quién correrá con los gastos médicos en que pudieron haber incurrido.
La evaluación del costo total de los daños se espera obtener este fin de semana, mientras decenas de ciudadanos que resultaron afectadas por la onda expansiva analizan la instauración de una demanda civil para reclamar a las Fuerzas Armadas indemnizaciones por daños y perjuicios. (JT)


El cuasidelito contemplado en el Código

Trescientas personas realizan el censo en 37 sectores afectados por la explosión

Unas 15 mil viviendas afectadas detectaron hasta ayer por la mañana las más de 300 personas que realizaron el censo en 37 sectores que muestran evidencias de daños por la explosión en los hangares de la Brigada Galápagos, de Riobamba. Ese número se incrementaría en un 20% más, según el alcalde de la ciudad, Fernando Guerrero cuando se constaten los daños en casas del sector sur; es decir, que el número de inmuebles que fueron alcanzadas por la onda expansiva llegaría a 18 mil.
La reparación de ventanales, techos y puertas será cubierta por el Estado, según anunció el presidente Gustavo Noboa, el pasado jueves. Esa obligación está contemplada en el artículo 20 de la Constitución, de acuerdo con el jurista Fabián Corral.
"Las instituciones del Estado, sus delegatarios y concesionarios, estarán obligados a indemnizar a los particulares por los perjuicios que les irroguen como consecuencia de la prestación deficiente de los servicios públicos o de los actos de sus funcionarios y empleados, en el desempeño de sus cargos", dice el artículo. "Deficiencia quiere decir no haber tomado las suficientes precauciones. Un acto negligente en la manipulación de las granadas implica una responsabilidad. ", aclara Corral.
El magistrado Ernesto Albán cree que lo que podría discutir el Estado es si el hecho producido por la administración (la manipulación de la granada) es o no fortuito, pero aclara que el principio básico es que existe la obligación de indemnizar, algo en lo que coincide el penalista Rodrigo Buchelli.
La indemnización por daños y perjuicios comprende dos rubros: el uno es el emergente, el daño que emerge del hecho; y el otro es por el lucro cesante, lo que la persona afectada dejó de ganar por suspender actividades, según aclara Corral. Esa demanda, dice, debe ser iniciada por los perjudicados.
"La acción civil que deviene por la falta de cuidado es un cuasidelito, que está contemplada en la Código Civil", insiste Buchelli. (JT)


El arsenal no se podrá recuperar con seguro

El ministro Hugo Unda está desde el jueves en la ciudad

El ministro de Defensa, Hugo Unda, confirmó que se sacaron todos los artefactos explosivos de la Brigada de Blindados y que fueron reubicados en diversos repartos, mientras que el vicepresidente, Pedro Pinto, aclaró que no se reubicará el recinto.
"No es necesario que los cuarteles se retiren de las ciudades, la medida que ha adoptado el presidente de la República es que los arsenales, sobre todo las municiones y productos explosivos, sean almacenados en lugares fuera de las áreas urbanas", aclaró.
El vicepresidente volvió a insistir en que el Estado indemnizará de manera inmediata a los afectados, luego de que se tenga el cálculo oficial del número de viviendas afectadas. "Hay una pérdida en muchas viviendas; en este momento se están haciendo los contactos para que las empresas que dan el suministro de vidrios trabajen activamente para reparar esta situación. Por otro lado, se ha pensado en importar los ventanales, ya que los existentes en la ciudad no son suficientes", aseguró.
Lo que no se recuperará es todo el material que desapareció en la explosión de los hangares de la Brigada. HOY confirmó que el arsenal carece de seguro, porque a las compañías no les interesa asegurar ese tipo de productos.
Mientras tanto, se conoció que el número de personas hospitalizadas por la explosión disminuyó. El alcalde Fernando Guerrero informó que menos de 30 personas permanecían aún en el centro médico de Riobamba, de las cuales 15 serían militares.
Pese a ello, la solidaridad de varios Municipios no se hizo esperar. El de Guayaquil envió a Riombamba un hospital rodante, equipos de emergencia, medicinas y 30 médicos, presididos por el director de Salud, Ernesto Romero Toro. Lo mismo hizo el Consejo Provincial de Pichincha. (JT)


Tres militares no aparecen por el cuartel, hasta ayer

El número de desaparecidos bajó notablemente

Edison Sanpedro, de la Policía de Riobamba, dijo ayer que unos 200 niños que estaban extraviados tras la explosión del polvorín el miércoles, han sido devueltos a sus familias. "Se han devuelto más de 200 menores a sus padres y familiares", dijo el oficial y precisó que ellos fueron recogidos por la Policía en distintas zonas de Riobamba y otras poblaciones cercanas hacia donde habían huido.
Sanpedro indicó que los menores en el momento de la explosión, que dejó siete muertos y más de un centenar de heridos, salieron despavoridos en distintas direcciones, pero muy especialmente hacia la localidad de Quero, a 30 kilómetros de Riobamba, desde donde fueron llevados nuevamente con sus familiares.
"Esta mañana no quedan niños en la Comandancia", aseguró el uniformado, quien indicó que sin embargo unidades policiales continúan en la búsqueda de menores que aún permanecen extraviados.
Otras fuentes admitieron que algunos jóvenes con ocasión de la explosión abandonaron Riobamba sin informar a sus madres o padres, que los han reportado a las autoridades como "desaparecidos". Mientras, el director de Socorro de la Cruz Roja, Daniel Arteaga, dijo que los niños han comenzado a regresar a sus hogares: "Muchos de estos menores están en distintos albergues de nuestra institución, la Defensa Civil, la Policía, el Ejército y otras entidades que cooperan en la normalización de la situación", aclaró.
Si bien hasta ayer se mantuvo que la cifra oficial víctimas mortales es de siete, cinco militares y dos civiles, hasta el cierre de esta edición se desconoció el paradero de tres uniformados que estaban en el interior del cuartel.
Las autoridades prefieren registrarlos como desaparecidos, porque se cree que pudieron haber desertado. (JT-AFP)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.