BUZON DE LECTORES


Publicado el 21/Diciembre/2002 | 00:00

Aquí no ha pasado nada

Atormenta el ánimo de los ecuatorianos evidenciar el avance de la delincuencia de todo género. La criminalidad ha segado en forma brusca la vida de muchas personas últimamente, la más reciente la de Verónica Cordobez, joven llena de esperanzas e ilusiones que forjaba su futuro en una universidad quiteña. Difícil entender la perversidad de los depravados que así proceden y más difícil aún comprender el dolor infinito de las familias que han sido objeto de tan dura realidad.
Incumbe analizar el fenómeno al cuerpo político de la nación: ¿Ha incumplido o está incumpliendo su misión el poder Ejecutivo en preocuparse por la seguridad de los ciudadanos?; ¿qué ejemplo da al país el poder Legislativo al atropellar leyes, moral, ética y la misma dignidad del Parlamento y los ciudadanos?; ¿el Poder Judicial ha cumplido o ha procedido con verticalidad, imparcialidad o apego a la ley? Parece que no. En los últimos 20 años se ha desatado tal cantidad de atrocidades y escándalos en el Estado, que ellos han sido el caldo de cultivo de la delincuencia. Solo un caso: un diputado disparó y asesinó a un ciudadano en esta ciudad. Con evasivas, inmunidades o impunidades, fugas, etc., se burló de la justicia y de la comunidad. A las pocas semanas sus compañeros de bancada, con ‘espíritu de cuerpo’, le recibían en el salón del pleno con abrazos y besos. Ese desparpajado cinismo, esa insolencia, la miramos los ciudadanos con asombro e indignación. ¡Aquí no ha pasado nada!. ¿Qué esperamos para reaccionar?

M. Alfredo Terneus T.



No caución en casos flagrantes

La inseguridad personal y de los bienes de los habitantes de Quito y, en general, del Ecuador, es consecuencia de numerosos factores imposibles de señalar en una carta. Comprende, desde luego, el factor jurídico, especialmente la posibilidad de rendir caución por parte de los imputados en delitos, pues suspender los efectos de los autos de prisión preventiva les permite obtener su libertad para continuar delinquiendo. Sugiero que para impedir que se abuse de esa posibilidad y, al propio tiempo, se respalde al Ministerio Público y a la Policía Nacional, se disponga la negativa de caución cuando se trate de delito flagrante. De aceptarse esto, permanecerían tras las rejas muchísimos imputados contra quienes no se hubiere presentado acusación particular. Lo que sugiero, por cierto, implica ampliación de las cárceles o creación de otras.

Doctor Jorge W. Cevallos Salas



Un noviembre malo

Noviembre nos trajo sinsabores; acontecimientos dolorosos e inesperados particularmente en las provincias de Napo, Sucumbíos, Chimborazo y Pichincha. El domingo 10 a mediodía se divisó en la ciudad una nube oscura que presagiaba lluvia, pero a las 15h00 se informó que caía ceniza por la erupción del volcán Reventador. Nos ha tocado sobrevivir en una ciudad inundada de ceniza y con un penetrante olor a azufre, elementos muy peligrosos para la salud que, además, causan pérdidas cuantiosas e incalculables en campos y actividades de agroexportación. El aeropuerto de Quito, estuvo inhabilitado por casi una semana, y el señor presidente no pudo retornar en esos graves momentos.
El miércoles 20 la explosión de polvorín de la Brigada Galápagos en Riobamba, dejó a la ciudad destrozada, y sus habitantes aterrorizados abandonaron sus viviendas. Resulta indescriptible el drama humano que se vive en esa ciudad. Los ofrecimientos de indemnización se espera sean cumplidos. Pero, atrás de todo esto, comienzan los interrogantes y los ‘porqué’. Creo que podríamos responder: inconsciencia para no medir los peligros, irresponsabilidad, imprudencia e imprevisión, tanto frente a los fenómenos naturales como los causados.
Se acaba noviembre con elecciones presidenciales llevadas de una manera correcta. En los resultados no hubo muertos ni heridos pero sí infartados, traumatizados y perplejos. Las perspectivas del nuevo Gobierno son una gran interrogante. Sin ser optimistas ni pesimistas podemos decir que la crisis económica del país es sumamente preocupante. Pero también, como la vida sigue su marcha, la Alcaldía de Quito organizó un extenso programa para celebrar las fiestas de fundación de la ciudad. Imposible controlar el exceso en el consumo de bebidas alcohólicas, la violencia y el vandalismo. No podían faltar la distancia y la indiferencia de quienes podían derrochar en los costosos espectáculos de las corridas taurinas, sin pensar en crear un bono de solidaridad y ayuda económica para la población víctima de este noviembre malo.

Ana Proaño de Castro



No le gusta el presidente

Muestro mi enojo por la suerte que hemos tenido los ecuatorianos; hago llegar mi inconformidad por tener en el futuro a un individuo incapacitado como presidente; la suerte que nos viene será la de Venezuela, ya que son de la misma clase. Ojalá no sea por muchos días y le siga los pasos al loco Bucaram, que robo millones y ahora vive a todo dar en el paraíso de los saqueadores, Panamá. Pedimos a Dios nos ilumine y nos dé tiempo de rogar por el final de este revolucionario e incapacitado que han elegido los ignorantes y los ciegos.

Víctor Hugo Alvear


Opiniones y reclamos a la Defensoría del Lector envíelos por carta a Diario HOY, Apartado 17-07-09069 de Quito o a los buzones electrónicos:
defensor@hoy.com.ec
hoy@hoy.com.ec
Las cartas deben tener un máximo de 1 000 caracteres (página y media a doble espacio), con firma responsable y cédula de identidad.

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.