BUZON DE LECTORES


Publicado el 29/Octubre/2002 | 00:00

Mercaderes de ilusiones

Yo te ofrezco, busca quién te lo dé. ¿Qué porcentaje de lo ofrecido por los candidatos podrá cumplirse? Mercaderes de ilusiones. Pescadores en río revuelto, las mismas caras con los mismos gestos, la misma verborrea, los mismos ofrecimientos de hace 20 años. Cansones, cansinos, cansados nos dejaron. El pescador ofrece cosas novísimas, moneda mágica que nos dará vestido, comida y servicios baratísimos, y por su magia, sueldos altísimos. Sin lugar a dudas pronto comienza el paraíso. Las subidas como la espuma tienen igual una vertiginosa caída. Lo importante no es subir sino saber mantenerse arriba, cumpliendo. Los pobres ilusos compradores de esas ilusiones, amargados y con más hambre que antes, desesperados, desilusionados, con los ojos dolorosamente abiertos, por fin serán los gestores de esa vertiginosa caída.

Jorge Andrade M.



Una nueva incógnita

Desde hace años casi nunca hemos podido escoger a los mejores para una segunda y definitiva vuelta. Hoy, luego de unos días fuera del país, regresé a tiempo para sufragar por el candidato de mi preferencia, un estadista honrado y experimentado, con la ilusión de que iba a pasar a la segunda vuelta. Pero se perdió una brillante oportunidad de que el país siga adelante. Nuevamente la disyuntiva entre el "mal menor" El indigenismo se ha preparado junto con los movimientos sociales, con responsabilidad y casi en silencio junto al líder del 21 de enero. Luego de los resultados hablamos de triunfo sorpresivo. ¿Será que una vez más minimizamos el voto de lo que constituye la mayor parte del país ? El voto no se cuenta por la calidad sino por la cantidad.
América Latina está dando un giro de ciento ochenta grados hacia un populismo. ¿No hubiese sido mejor que los gobiernos, en su momento, hubiesen mirado con más equidad a las clases sociales, casi siempre marginadas? Hoy nos quejamos, cuando el pueblo ha levantado su voz de protesta y cansancio. Personalmente creo que ya las dádivas, los chantajes ofreciendo alimentos al pueblo pobre y angustiado, ya no surtirán efecto. Se volverá a votar por el líder que ellos consideren será su apoyo. Que Dios ilumine a esta amada Nación, digna de todas las suertes.

Soledad Cuesta de Cruz.



Ni el uno ni el otro

He realizado una crítica de la situación actual de nuestro país, sin epítetos insultantes contra los postulantes a la Presidencia ni contra la realidad social, económica y política que vivimos. El coronel tiene un conocimiento intelectual envidiable, con títulos y asignaciones marciales que dan la característica de su personalidad; pero el haberse desenvuelto la mayor parte de su vida en ese ambiente, no le ha permitido conocer la realidad social y económica del país y pretende, ahora que se encuentra a un paso de la Presidencia, engañarnos ofreciendo el oro y el moro al que es y no es. ¿Que pasaría con el Ecuador si el coronel fuera el presidente de la República? Talvez lleguemos a ser una Cuba o una Venezuela envuelta en el caos. Si mal no recuerdo, todo el país apoyaba al general Moncayo. ¿Qué ha hecho desde que recibió la Alcaldía? Engendrar el individualismo provincial rechazando las ideas acertadas de gente que sí estaba preparada, para entregarnos como fruto un Quito marginado, destruido, pobre.
Serán héroes en las batallas en las que estuvieron, si es que estuvieron, pero cuidar del país no es un juego de guerra. El señor Noboa, es el niño rico hijo de papi, que no puede desenvolverse con diligencia, que no tiene idea de liderazgo, no posee actitud ni aptitud; atrás de su postulación existe una bien armada red de personas que le indican qué tiene que decir y hacer. No acepta debates porque no puede dialogar con sobriedad ni concatenar pensamientos e ideas; la plata no es todo en la vida. Al dirigirse al pueblo siempre pone de presente la prosperidad de sus empresas, pero los que han hecho producir y tener fama a las mismas son los empleados a los que no les paga un salario justo, ni les da garantías sociales ni laborales y de los que exige el voto.

Pablo Farías



Dos ilustres desaparecidos

Entre septiembre y octubre han fallecido dos médicos santos, sabios, patriotas, cristianos y ciudadanos ejemplares. Ellos vieron a Cristo en cada persona grande o chica, rica o pobre, que se acercó a su consulta, y sirvieron a la Patria en cada uno de sus conciudadanos. Todo lo que hicieron en su vida privada, profesional y pública, lo hicieron bien. No comerciaron con el dolor de sus semejantes ni con su saber, como lo hacen muchos otros. Ejemplo de cumplir a cabalidad con la tarea de cada día, son ellos. Como quisiera que su ejemplo cundiera y fuera su mística contagiosa a quienes gobiernan y al resto de nuestro pueblo. Mi voz lleva la voz de los miles y miles de ecuatorianos que tuvimos la suerte de tenerlos para alivio nuestro. La paz de Dios ya está con ellos y su memoria permanezca siempre en la de sus familiares, amigos y compatriotas.

Cecilia Martínez de la Vega Dávila


Opiniones y reclamos a la Defensoría del Lector envíelos por carta a Diario HOY, Apartado 17-07-09069 de Quito o a los buzones electrónicos:
defensor@hoy.com.ec
hoy@hoy.com.ec

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.