Bucaram: ¿ya Tiene Licencia Para Gobernar?


Publicado el 07/Abril/1996 | 00:00

Quito. 07 abr 96. Para Abdalá Bucaram la política es
un arte y una ciencia. Por eso afirma que hay pocas
personas capacitadas para gobernar. En un diálogo de
dos horas con periodistas de HOY, él, con toda
legitimidad, pretendió demostrar que es esa persona
capacitada.

Durante su visita a HOY el candidato roldosista expuso
parte de su propuesta de Gobierno. Para empezar,
Bucaram consideró que un gobierno debe ser guaido por
un líder capacitado para tomar las decisiones que sean
necesarias. Ese líder debe ser fuerte para no dejarse
"arrastrar" por los acontecimientos y para cumplir su
plan de Gobierno, dijo.

El candidato ofreció aplicar varias reformas. Una de
ellas es la reforma agraria, "que no será violenta".
La idea es que se respeten las leyes vigentes, se
garantice la propiedad de la tierra, se reoriente el
destino de los créditos que concede el banco nacional
de Fomento, y que los campesinos reciban préstamos
preferenciales.

En su gobierno habrá una reforma bancaria, que
convertirá al sector financieron en solidario e
integracionista. Además habrá una redefinición del
papel de la banca. Bucaram cree que es un error que
los bancos compitan con los comerciantes y otros
sectores ajenos a la actividad propiamente bancaria.

También ofreció una reforma educativa, cuya cabeza
será Rosalía Arteaga, su compañera de fórmula. Ella
estará a cargo de los aspectos sociales del Gobierno.

¿Cómo financiar estas reformas? Bucaram sostiene que
aplicará un riguroso plan para lograr que la evasión
de impuestos se reduzca sustancialmente. Mencionó que
existe dos billones de sucres anuales que jamás
ingresan al presupuesto del Estado.

Todo esto estará enmarcado dentro de lo que Bucaram
denomina "una nueva concepción de soberanía". Es
decir, "crear una nueva personalidad del hombre, de
un ciudadano que sea libre y que goce de sus derechos
en forma amplia".

CONCERTACION, LA CLAVE

En medio del diálogo Bucaram sufrió un calambre en la
pierna derecha. Lo sufre con frecuencia debido a
trajín propio de la campaña pero solo necesitó un
minuto para recuperarse. Fue un motivo para que se
cruzaran bromas y se distendiera el ambiente.

Bucaram reconoció que para aplicar su plan deberá
contar con un amplio consenso. Una vez en el poder
estará dispuesto a involucrar a todo el país en su
plan de Gobierno. Así dará una nueva dimensión al
concepto de democracia que, a juicio de Bucaram "va
más allá del voto".

Se impulsaría una concertación en que particpará toda
la centro izquierda. La derecha no será ignorada, pero
Bucaram confesó que no cree que el Partido Social
Cristiano querrá participar en su gobierno.

Sin embargo, espera contar también con la
participación de diversos sctores, como la empresa
privada. A propósito, Bucaram opinó que la empresa
privada deberá jugar un papel de primera línea en la
creación de fuentes de empleo. Pero aclaró que, en
algunos aspectos, quedará fuera, como en el
relacionado con el crédito a los campesinos.

El candidato aseguró que también tiene planes
relacionados con la seguridad social, la fuga de
divisas, el Banco Central y la descentralización de
recursos.

Las líneas gruesasde su plan serán expuestas en una
nueva cadena de televisión para el 20 de abril.
Bucaram aclaró que la anterior cadena (e 45 minutos
de duración) no le costó mucho dinero, aunque no quiso
dar ninguna cifra. Explicó que tres canales de
televisión le obsequiaron el espacio, y que otros dos
le cobraron muy barato.

LOS PERIODISTAS OPINAN

"Maneja un discurso totalmente apasionado, lírico, que
llega a la gente. Ha cambiado mucho su imagen, pero
sigue siendo el mismo de siempre" (María Fernanda Wray).

"La posición de Bucaram es mucho más clara que antes.
Cuando se le escucha una desea creer que sus argumentos aparentemente claros serán una realidad si él llegara a
ganar la presidencia" (Silvia Mejía).

"Nadie le quita que es muy inteligente. Pero da la
impresión de que esa inteligencia podría ser mal usada
si llegara al poder, al igual que ocurrió con otras
grandes mentes" (Mariana Calisto).

ABADALA BUCARAM DA LA LECCION. Por Benjamín Ortiz
Brennan

Abdalá Bucaram es un político que sabe la lección
completa. A lo largo de su presentación se balancea
entre dos ejes: el señalamiento de adversarios que
confirmen su carácter "antioligárquico", y la búsqueda
de legitimación entre nuevos sectores de electores,
aquelñlos que han sido hasta ahora una barrera
insuperable para que alcance la presidencia de la
República.

Los adversarios abstractos son la banca y las
financieras, para las que no hay límite en el denuesto,
incluido "que han vivido del narcolavado". También "la
oligarquía y los monopolios". Los enemigos concretos
son León Febres Cordero, Jaime Nebot y los social
cristianos. Excluye como "hombre bueno" en ese grupo a
Haiz Moeller quien "no mataría a nadie".

Aquellas excepciones, como la de Moeller, son parte de
la búsqueda de legitimación del "Loco" que quiere
mostrarse cuerdo, bajo la apacible e intelectualizada
sombre de Roasalía Arteaga, cuya compañía podría también
servirle de puente al electorado de la clase media y la
Sierra.

En el terreno económico, Abadalá arremete contra la Ley
de Mercado de Valores y de Instituciones Financieras, y
propone tasas preferenciales de interés para su
revolución agrícola. Ante la preocupación de que esas
medidad aislarían al Ecuador de los procesos de
globalización, auspiciados por los organismos
internacionales, el candidato se defiende con argumentos
difusos, como que se ha malentendido la globalización y
que el país ha sido incapaz de utilizar los créditos
para desarrollo social que ofrecen esas misms entidades.

Pero no son precisamente los argumentos el fuerte de
Abdalá Bucaram sino el manejo de las emociones. -Soy
padre de cuatro hijos y también cometo errores- hasta
su admiración mayor por el cristo con látigo en el Templo
que por el Cristo en la Cruz.

UN RABANO PARA LA CLASE MEDIA. Por Diego Cornejo Menacho

"Blanco por dentro rojo por fuera". Así se autodefine
Bucaram. Asegura que se siente otro ante las masas
populares -no sabe por qué-. Distinto al que habla ante
un auditorio de clase media serrana en HOY.

Es bolivariano, montalvino, cristiano, roldosista y...
simbolista. Eso dice el duro alcalde de Guayaquil quien
capturó a Toral Zalamea y que es a la vez el dulcificado
candidato de 1996 al que acompaña como candidata a la vicepresidencia la ex ministra Rosalía Arteaga.

Causa la impresión de que uno y dos al mismo tiempo. Y
ese, me parece, que es su problema electoral. ¿Cuál de
los dos me pide el voto?.

La estrategia del candidato "popular" (él usa esta
palabra y no populista) apunta esta vez a los sectores
medios del país: en el plano popular es imbatible, le
sobran para ello facultades histriónicas, astucia,
instinto, historia y capacidad comunicativa con la
gente de los suburbios y de los barrios marginales.

De esto último, de esa capacidad comunicativa, carece
cuando sus interlocutores son de la clase media y,
entonces, el ángel de la guarda que aparece a su lado
es Rosalía Arteaga.

"Ella es la razón, yo soy la pasión", menciona el
candidato, quien también dice varias veces "yo soy
auténtico", como si percibiera perversa nuestra natural incredulidad.

Por esa razón el diálogo en HOY fue broncon en los
primero momentos -en que Abdala Bucaram se mostró
chúcaro- y distendido hacia el final.

Fue notoria su negativa a hablar de cifras de su
patrimonio, del costo y del financiamiento de la
campaña. Es un toro jugado que conoce adónde lo lleva
el engaño y, en vez de embestir, prefiere salir de
quite.

Si consigue entrar a la segunda vuelta, querrá decir
que consiguió la desconfianza de los sectores medios, especialmente en la Sierra.

¿EXISTE ALGUIEN LLAMADO ABDALA?. Por Javier Ponce
Cevallos

Abdalá aparece ante los periodistas como lo que es y
lo que no es. Un poco lo que dicen él y otro poco lo
que no dicen. Ni mejor, ni peor. Uno en la tarima,
otro en el salón, un tercero cuando está solo y los
tres al mismo tiempo para finalmente no ser ninguno y sorprendernos... o engañarnos. Convierte la
indefinición del "Mecías" en la ambigüedad del
candidato a presidente. Es decir saber qué va a hacer,
poruqe sus propuestas, hasta aquí, no son diferentes
al resto, son generales: cobrar impuestos, reformar la institución, mejorar el sector agrario, reformar el
Banco de Fomento. Lo diferente es su discurso, su
pasión, su metáfora política. Dice que trabaja con
símbolos para evitar decirnos cómo va a gobernar sin
símbolos y hacernos tragar por partes una rueda de
molino: derrotaremos a las imposiciones financieras
que vienen de afuera con "un estado de alma".
¿Ingenuidad o tomadura de pelo?.

Se atrinchera en sus versiones particulares del poder,
de la globalizaión, de la inversión externa.
Reinterpreta todo, y, al reinterpretarlo, ese todo a
su vez, pierde sentido y se convierte en un simple
gesto dramático como la música de su campaña.

Impredescible gobernando, como caprichoso decidiendo:
"Me da la regalada gana". Esconde lo que no quiere decir
tras la desnudez de lo que denuncia.

Renuncia a su pasado para no permitirnos vislumbrar su
futuro. Su partido es poderoso porque no existe. El lo
encarna y lo anula. Lo que existe es un grupo que medra
y uno que otro marciano que aterrizó sin saber muy bien
cómo.

Ayer fue el intelectual andino Marco Proaño. Hoy es la
candorosa Rosalía, no exenta de ambición política.

MAS ALLA DEL "SHOW ". Por Thalía Flores y Flores

Hay preguntas que los candidatos contentan gustosos y
agradecidos, pero hay otras que los irritan y los hacen
perder la cabeza. Abdalá Bucaram no fue la excepción.

Al candidato del PRE no le gustó la pregunta que le hice
sobre su patrimonio y el financiamiento de la campaña,
en su encuentro con los periodistas de HOY. Y no
contentó. El tema de la transparencia resulta espinoso
para algunos políticos.

Fuera de las pantallas y distante de las tarimas, el
dirigente populista se maneja con otra dinámica.

Cuando Abadalá Bucaram, armado de micrófono y a veces
de un látigo, "conversa" desde las tarimas con las
multitudes que acuden a escucharlo, el candidato no
tiene contradictores, y el diálogo -aunque en realidad
se trate de un monólogo a dos voces: Abdalá vs. Abdalá-,
fluye y encanta.

Bucaram es el protagonistas del "show": escribe y
desarrolla su propio libreto.

Desde arriba, él está para conmover a las masas, aunque
para eso debe echar mano de las miserias del país, y
apelar a las emociones de un pueblo ávido de mensajes
de esperanza.

Bis a bis, a Abdalá le fastidia un interrogante,
legítima en una democracia.

"El hombre tiene muchos momentos, el hombre no es
siempre rojo todo el día, ni blanco todo el día. Todos
tenemos derecho a ser en algún momento irónico y hasta
violento", confesó Bucaram. Quizá allí haya una
explicación en su forma de ser más allá del "show".

EL CANDIDATO TAMBIEN DIJO

ECONOMIA

Pretende la creación de bancos para apoyar a los
artesanos y cafetaleros. Cree que el capital debe ser
calificado. Critica a la banca y opina que debe
rescatarse la funcióbn de servicio. Propone un nuevo
"contrato laboral", que facilite el funcionamiento del
capitalismo y su reciclaje de dinero. Combatirá los
monopolios.

POLITICA

Cree en la necesidad de liderazgo del presidente de la
república. "El presidente no debe ser un maniquí",
enfatiza. Dice que pactará con todos los sectores
(social cristainos incluidos) si es necesario para el
país. Aspira a una concertación política para gobernar
con la centro izquierda y formar así un bloque compacto
contra la derecha.

EDUCACION

Confía en la experiencia de Rosalía Arteaga en el sector
educativo para la reforma de la educación pública. Cree
que es mejor comprar un libro que una bala. Dice que la
educación es inversión y no gasto. La diferencia entre
su postulado y otros candidatos, según el candidato,
que "lo siente". Y que está consciente de esa necesidad.

FFAA

Las Fuerzas Armadas no preocupa a Bucaram. Dice que su
relación con el Ejército es buena y que en todo caso
las funciones de las Fuerzas Armadas y del presidente
de la República están claramente definidas en la
Constitución. Afirmó que los rumores sobre un posible
golpe de Estado, en caso de que el gane la Presidencia,
no tienen fundamento.

ENTRE COMILLAS

- Queremos cambiar el modelo de desarrollo que ha creado
un Norte de hombres muy poderosos y un Sur de hombres desconocidos.

- No hay economía que funcione sin reciclaje de dinero.

- El capitalismo no es monopoli.

- Con la Ley de Instituciones Financieras y de Mercado
de Valores han legalizado la usura.

- No se puede aspira a la presidencia porque se es
artista de cine o televisión, o porque se tiene empresas.

- Lo peor que nos puede pasar es tener políticos tuertos
que miran con un solo ojo,como piratas.

- Nunca me he metido en un hecho bandálico, salvo alguna
cosa muy juvenil con el señor Plaza, pero no recuerdo
haber metido una bomba a nadie. No sé utilizar armas.

- A veces es muy difícil ser imparcial.

-Todo lo que dice Febres Cordero es mentira.

- No existe un Abdalá diferente, siempre he sido el mismo.

- No pactar, en una circunstancia, con el mayor enemigo,
puede significar un perjuicio para la nación.

- Creo que el que pactó, delinquió y mató volverá a
hacerlo porque creo que esa es una personalidad, es un
estado de conciencia.

- La sociedades son manejadas por tiranos cuando éstas lo permiten.

- Yo no tengo un Julio Feo con dos millones de dólares
para que me maquillen.

- Los pobres siempre tiene un amor secreto: ese es Abdalá.

- Un encuestador me dijo: Abdalá, usted es una bola de
fuego, no hay forma de pararle, trabaje en Quito.

- Perdónemen voy a pararme, me cogió un calambre, ayer
lanzamos ocho discursos y o he dormido en tres noches.


style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.