Banano Los Factores Del Declive


Publicado el 24/Abril/2000 | 00:00

Guayaquil. 24 abr 2000. Un exportador que no tiene fábricas de
plástico ni cartón gana USD 0,35 al oeste de EE.UU. y pierden USD
0,47 al este. Los productores no lo creen.

La pugna por el precio oficial del banano de USD 2,45 va más allá
de la discusión entre productores y exportadores. La caída de los
precios internacionales, la productividad de las tierras, el
aumento en los costos de los fletes navieros y la sobreproducción
mundial, son algunos de los factores que inciden directamente en
el negocio de la fruta.

Solo en seis semanas el valor de compra por caja en el oeste de
EE.UU. descendió de USD 10,67 a 8,17 de la semana cinco a la 11.

En el mercado de la Unión Europea pasó de USD 17,35 a 14,11 en ese
mismo periodo.

Esto hace que comparando las exportaciones ecuatorianas de enero y
febrero de los últimos años, la reducción sea constante. Mientras
que en esos meses de 1997 se vendieron USD 216,5 millones, este
año fueron 155,1.

La sobreoferta es un elemento clave en la caída de los precios. A
nivel nacional se sintió el incremento en la productividad de las
tierras, que ya superaron los estragos del fenómeno de El Niño,
que había golpeado a los sembríos bananeros en 1998 y 1999.

Los enfundes por hectárea de este año crecieron de 32 a 38 desde
la semana primera a la 15. Eso implica que hay 804 mil racimos más
en la oferta mundial si se consideran las 134 mil hectáreas
sembradas en el país, sin contar las cultivadas sin autorización.

El aumento del costo del combustible de USD 71 a 160 por cada
tonelada, entre octubre de 1998 y diciembre de 1999 obligó a las
navieras a elevar sus precios, lo que influye directamente en las
ganancias del exportador.

Así, mientras en la semana 22 de 1999 un flete para llevar la
fruta al este de EE.UU. se cotizaba en USD 1,85 por caja, la
semana 15 de este año costó 2,20.

El incremento de este rubro en Europa es aún mayor. De USD 2,10 a
3,50, en el mismo período.

Y los exportadores no son optimistas para encontrar un motivo que
baje el costo de los fletes, tal como ocurrió el año pasado a
causa de la reducción de transportación de cajas de banano.

En efecto, el nivel de exportaciones de 1998 a 1999 cayó en un 11
por ciento, de 1,7 millones de toneladas a 952 mil toneladas.

Además del problema interno, están la sobresiembra y la
productividad, pues los principales competidores de Centroamérica
como Guatemala, Costa Rica y Panamá también tienen una producción
alta, después que superaron los efectos del huracán Mitch, que
arrasó con las plantaciones en octubre de 1998.

Pero hay un agravante. Se prevé que la caída de los precios será
mayor todavía cuando esos países inicien la temporada de enfundes
altos (entre 38 y 39 racimos por hectárea), a partir de la semana
19, es decir, para mediados de mayo.

Todos estos motivos aducen los exportadores del banano Ecuatoriano
para irrespetar el precio oficial de la fruta fijado en USD 2,45
tras una maratónica reunión del Consejo Consultivo del sector que
duró casi 20 horas.

El mismo presidente de la Asociación de Exportadores de Banano,
Sergio Seminario, reconoció que el 90 por ciento de las compañías
no cancela ese valor.

Dijo que únicamente las multinacionales Dole, Chiquita y Del Monte
pagan el precio oficial. Pero estas empresas representan a menos
de 100 productores de los 5 mil que existen en el país.

De los que irrespetan el precio oficial, el 70 por ciento son
pequeños hacendados principalmente de la provincia de El Oro.

Es en esta zona donde "se abusa" más del productor. Allí se paga
incluso 1 dólar por caja. Al menos así lo denunció el presidente
de la Asociación de Bananeros Orenses, Alberto Serrano.

Según él, el exportador Carlos Bernitt, que opera con las marcas
Ecuadorian Gold y Paco, paga USD 1,20 por cada caja.

Por eso, la solicitud al ministro de Agricultura, Mauricio
Dávalos, de que considere los mercados privilegiados de la Unión
Europea y EE.UU. en lugar de los deprimidos del este de Europa
para calcular el precio oficial.

Este concepto no es compartido por Seminario, pues únicamente las
multinacionales llegan al mercado estadounidense y en Europa están
los tenedores de licencias que no son ni el 20 por ciento para el
caso de Ecuador.

Para demostrar en cifras la situación del sector exportador, se
elaboró una matriz donde se demuestran las pérdidas o ganancias
por mercado de venta, con simulaciones a distintos precios de
compra al productor.

En ella se tomó como referencia a un exportador promedio que no
sea dueño de fábricas de plásticos ni cartón y que no tenga deudas
financieras. Así, una caja de banano exportada al oeste de EE.UU.
genera una ganancia de USD 0,35, mientras que venderla al este del
mismo país tiene una pérdida de USD 0,47.

En el primer caso se considera el precio mínimo referencial de USD
2,45; USD 1,65 de gastos de exportación; 1,75 de flete; 0,02 de
seguro; 0,85 de descarga; 0,35 de administración; y 0,25 de
ventas. La ganancia podría incrementarse a USD 0,60 por caja si se
reduce el precio al productor a USD 2,20, según los cálculos de la
consultora Sonticonti.

El negocio de venta de banano en Europa no es tan rentable como
parece, ya que el costo de la licencia rebaja las ganancias, según
los exportadores. Pues cancelando los USD 2,45 al productor, USD
1,65 de gastos de exportación, 3,05 de flete, 0,03 de seguro, 0,85
de descarga, 1,42 de arancel y 3,55 de licencia y 0,60 de
administración y ventas, dejan una utilidad de USD 1,35.

PRODUCIR CUESTA

Cálculos diferentes * Mientras los hacendados sacan el precio a
base de sus costos operativos que bordean los USD 2,20 la caja, la
referencia de los exportadores son los precios internacionales. El
presidente de la Asociación Nacional de Productores, Simón
Cañarte, expresó que no declinarán su posición de hacer respetar
el precio oficial de USD 2,45. "No pedimos aumento de precio sino
que se respete la Ley del Banano".

Los salarios deben subir * Los productores afrontan el incremento
de salarios de los agricultores que son 30 por ciento de los
costos de producción. Por eso, dicen que sin precio oficial
deberán despachar de 200 a 300 mil trabajadores. "Si los
exportadores no pueden cumplir el precio mejor no vendan. Nadie
les ruega que exporten. Si es tan mal negocio déjenlo". (Texto
tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Guayaquil



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.