Bajo crecimiento del PIB afecta al empleo


Publicado el 01/Mayo/2009 | 00:24

El desempleo llegó al 7,5% en 2008. Se prevé que el índice se incremente al 9%

El desempleo es uno de los principales efectos de la crisis financiera mundial. Según cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la contracción económica implica un aumento de la tasa de desempleo de 7,5% registrado en 2008, a un 9% en este año.

En el informe "Panorama Laboral 2008", la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estimó que, con un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 1,9% en 2009, la tasa de desempleo urbano aumentaría un 8,3% como promedio anual.

En 2008, gracias al crecimiento económico del 4,6%, el desempleo en la región se redujo a 7,5% luego de haber llegado a 8,1% en 2007.

Según los cálculos de la OIT, al menos 2,4 millones de trabajadores podrían perder sus empleos en América Latina durante este año. "La crisis económica global podría acabar una tendencia de cinco años de crecimiento del empleo", señaló la OIT en un informe difundido a principios de año.

De acuerdo con estimaciones, el costo de la crisis financiera a escala mundial estaría los $8,5 billones y $12,8 billones, equivalente al 60% y 90% del PIB alcanzado por los EEUU el año pasado ($14,3 billones).

Parte de esos recursos serán inyectados por organismos financieros multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), que resolvió triplicar la capacidad de préstamos a $750 000 millones. Al momento, Colombia ($10 400 millones), México ($47 000 millones) y Polonia ($20 500 millones) han sido los primeros beneficiaros.

Esta ayuda crediticia, según el FMI, pretende contrarrestar el decrecimiento anual de 1,3% previsto para este año. La contracción económica, sin embargo, será más pronunciada en las economías desarrolladas, mientras que las emergentes crecerán, pero a un ritmo bajo: 1,6%, frente al 6,1% de 2008.

Sin embargo, de acuerdo con previsiones de la Cepal, se espera que la economía de la región retroceda un 0,3%, lo que constituye la primera caída tras seis años de crecimiento. Aunque, las proyecciones del FMI son más pesimistas: "La región se contraerá 1,5% en 2009", señala en su último informe.

El decrecimiento estimado por la Cepal obedece "a la reducción de la demanda internacional de exportaciones de la región, contracción de remesas, menos flujo de inversión extranjera directa, menores ingresos por turismo y disminución del financiamiento externo. (GC)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.