AÑORANZA DE LA DICTADURA


Publicado el 18/Julio/2001 | 00:00

Quito. 18 jul 2001. El analista Fernando Bustamente señala que el tema
debe ser analizado con perspectiva

Un 39,51% de la población afirma estar en contra del sistema democrático,
mientras que un 37,86% sostiene que el Ecuador ha vivido mejor en
dictadura que en democracia, según lo revela una reciente encuesta de
Market.

¿Cómo efectuar una lectura de estos resultados? Analistas, juristas y ex
militares consultados por HOY coinciden en señalar, en primer término,
que las respuestas representan la expresión de un pueblo decepcionado de
20 años de Gobiernos democráticos. No obstante, el tema tiene sus
matices.

Un militar, el ex jefe de Estado Mayor de la IV División del Ejército, y
actual asesor del Ministerio de Defensa, Alberto Molina, señala que "la
democracia formal que se vive en el Ecuador desgraciadamente no ha dado
resultados". Afirma que si bien el sistema más idóneo es la democracia,
en el país se ha privilegiado a grupos de poder y la distribución
económica no ha sido equitativa.

Molina no duda en afirmar que las dictaduras en Ecuador no han sido
"feroces como en Centroamérica o el Cono Sur", sino que han sido
"dictablandas, sin absoluta represión o con gran sentido social".

Pero el analista Fernando Bustamante considera que es necesario ver el
tema con perspectiva. "Primero, el Gobierno militar terminó hace muchos
años y la gente ya no se acuerda de las cosas malas, mientras que están
muy presentes los problemas que se han presentado bajo el sistema
democrático. Esto es una cuestión de perspectiva y de sicología de la
gente", señala.

Añade que la dictadura militar fue una época de auge petrolero, en la
cual el Ecuador tuvo una gran cantidad de dinero, por lo que sostiene que
la comparación dictadura-democracia no es muy justa, pues con los
Gobiernos militares se vivió una época de excepción, "aunque, claro, la
gente recuerda que en esos momentos se vivía con más comodidad".

Por último, sostiene que los resultados de Market pueden ser vistos desde
otra óptica, es decir, que "no deja de ser sorprendente que después de 20
años de un sistema democrático que ha tenido un desempeño tan
cuestionable, todavía existe una gran mayoría de personas que apuestan
por la democracia".(PM)


La democracia debe ser más participativa

Se repite la frase: "La peor de las democracias es preferible a la mejor
de las dictaduras"

La frase es repetida, pero sirve como conclusión de los pronunciamientos
del coronel retirado de la FAE, Wilson Saavedra, del constitucionalista
Antonio Arzube y del ex diputado Julio Ayala: la peor de las democracias
es preferible a la mejor de las dictaduras.

Saavedra manifestó que es valioso vivir en democracia porque es la mejor
forma de gobierno. Pero esa democracia debe ser participativa. "Si hay
grupos o élites que están acabando con el país, eso no es democracia. Eso
es dictadura del poder económico o político", reiteró.

Dijo que "la fórmula es que los ecuatorianos elijamos bien, a gente
honrada y capaz para conducir al país".

Por su parte, Antonio Arzube manifestó que, de los resultados de la
encuesta efectuada por Market, es valioso que un buen porcentaje de
personas con edades adultas entre 45 y más de 65 años (entre 56% y 68%)
se pronuncien a favor de la democracia, puesto que ellos han vivido todo
el tiempo en dictaduras.

Arzube manifestó que hay que preferir la democracia a la dictadura
"porque nos garantiza el ejercicio de nuestros derechos en una forma
cabal y total a todos, sin discrimen de raza, religión o partidos
políticos". Y aunque insistió que en la dictadura hay más orden, señaló
que evidentemente en la democracia hay mayor tolerancia "que es un bien
superior al que uno se puede imaginar".

Entre tanto, Julio Ayala, ex diputado (1979-84) y actual director
ejecutivo de la Corporación de estudios para la democracia ecuatoriana,
ratificó que la democracia sustenta el desarrollo de los pueblos y
particularmente la de su libertad.

Sin embargo, cuestionó que la actual democracia solo sea representativa y
no participativa.

Recordó que sufrió en carne propia lo que es una dictadura cuando fue un
ciudadano que sufrió varios encarcelamientos sindicales en el período en
que fue presidente de la UNE. (AM)

La gente quiere calidad de vida

El analista cuencano Carlos Marx Carrasco cree que hay que identificar el
tipo de dictaduras que el país ha vivido a fin de interpretar la reacción
de a población frente la pregunta de si es mejor o no la democracia a una
dictadura. "La gente no tiene una percepción clara para diferenciarlos",
anotó.

Consideró que la sociedad "busca cualquier régimen que sea capaz de
garantizar una calidad de vida digna". Dijo que esta suerte de añoranza
del pasado se debe a que estos últimos 20 años de gobiernos democráticos
se han caracterizado por un deterioro permanente de la calidad de vida.

Por otro lado, el deseo de cambiar el régimen político, implícitamente
iría a favor de una nueva estructura del Estado, que no sería ni la
democracia que tenemos ni la dictadura pasada; las personas estarían
buscando una tercera vía. "Yo tengo entendido que lo que se busca es
un Estado más fuerte, que se preocupe de dinamizar el desarrollo y de
atender sobre todo las demandas sociales colectivas". Esa tercera vía
es para el economista Carrasco, "una topía posible" a mediano plazo,
con un modelo parecido a los países del Norte de Europa; es decir, una
socialdemocracia de avanzada. "No exactamente un Estado
asistencialista, sino de bienestar, donde una de las garantías básicas
sea el empleo", dijo. (SK)(Diario Hoy)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.