Angustioso Rescate Entre Los Escombros


Publicado el 21/Abril/1995 | 00:00

Oklahoma City. EEUU. 21.04.95. En el silencio de las ruinas
del edificio donde estalló el miércoles una poderosa bomba, en
medio de toneladas de hormigón peligrosamente inestables, los
servicios de salvamento de Oklahoma City continuaban el jueves
su macabra búsqueda

Cientos de efectivos se enfrentan a una selva virgen de yeso
arrancado, paneles de cristal rotos y canalizaciones
reventadas.

Todo voló en pedazos, incluso el mobiliario. En el momento de
la explosión, los niños de la guardería del edificio estaban
desayunando, cuenta una de las maestras.

El número oficial de muertos es apenas de 36. Sin embargo, las
autoridades de salvamento han reconocido que temen por la vida
de más de 200 personas que se encuentran, con toda seguridad,
atrapadas en el inmueble, que quedó dividido en dos. "Las
próximas 72 horas son decisivas para salvar a los
sobrevivientes", dijeron.

En tanto que se multiplicaban las versiones sobre el horrible
atentado, una ola de pánico afectaba a todo el país, sobre
todo en los edificios y servicios públicos.

LA PRENSA CONDENA

La prensa estadounidense reaccionó el jueves, con indignación
ante el "demencial" atentado de Oklahoma City y condenó
unánimemente el hecho, que ha conmovido a todo EEUU.

"El demencial acto terrorista altera la forma de vernos a
nosotros mismos", afirma el diario "USA Today" en su
editorial, que comenta el sangriento suceso en el que murieron
hasta ahora 36 personas.

"The Daily Oklahoma" indica en su editorial que "en estos
momentos lo único que podemos expresar es nuestra solidaridad
con las víctimas del atentado y ofrecer nuestras plegarias".

El único periódico de Oklahoma dedica íntegramente su edición
de 28 páginas al sangriento episodio.

"La poderosa explosión que derrumbó ayer parte de un edificio
del Gobierno Federal en Oklahoma City fue un salvaje ataque
contra la seguridad y el orden civil que los estadounidenses
tienen como una garantía", comenta en su editorial "The New
York Times".

"La sociedad norteamericana continúa vulnerable"."Las imágenes
después de ocurrir la explosión recuerdan Beirut más que a una
ciudad del interior de EEUU", destaca el mismo diario, para el
que, a pesar de todas las medidas de seguridad adoptadas desde
hace años.

El editorial de "The Washington Post" refleja la perplejidad
de los estadounidenses ante el brutal atentado ocurrido en la
pequeña ciudad del interior de EEUU.

"De nuevo el terror", titula el editorial de "The Miami
Herald", que expresa su indignación al indicar que "no es
cuestión de quién atentó contra un edificio (de oficinas)
federal en Oklahoma City, sino que fue un premeditado,
perverso e infame crimen, que merece la pena de muerte".

"¿Está preparado EEUU para contrarrestar la amenaza
terrorista?, se pregunta el conservador "The Washington
Times", que insta a utilizar todos los recursos disponibles
para detener y condenar a sus autores y quienes estén detrás
de este atentado.

La investigación del atentado contra un edificio federal de
Oklahoma City realizó "algunos progresos", declaró hoy el
secretario general de la Casa Blanca, Leon Panetta, quien se
negó a especular acerca de la identidad o motivos de los
autores.

Los investigadores "tienen numerosas pistas y siguen cada una
de ellas", agregó al canal de televisión CNN. Panetta precisó
a otro canal de televisión, CBS, que unos 150 agentes del FBI
ya se encontraban en Oklahoma City, adonde pronto llegarían
otros 35.

"El objetivo de este tipo de actos insensatos de violencia
consiste fundamentalmente en robar nuestra seguridad y nuestra
libertad, para obligarnos a vivir en el miedo", agregó
Panetta. "Eso es algo que no permitiremos", afirmó.

El último balance del atentado perpetrado en la mañana del
miércoles era hoy de 36 muertos y 432 heridos, de los que 72
están graves.

En otra entrevista al canal NBC, Panetta afirmó que era
demasiado pronto para designar a los sospechosos.
"Naturalmente, existen algunas características que son
examinadas, pero en esta etapa, francamente, no tenemos real
información definitiva sobre quiénes podrían ser los
sospechosos", agregó.

El vicepresidente Al Gore coincidió, en declaraciones al canal
CNN, que era "prematuro especular" acerca de la identidad de
los culpables.

UN DIA DESPUES DE LA TRAGEDIA

Las autoridades de Estados Unidos afirmaron el jueves que no
privilegian ninguna pista en la investigación del atentado de
Oklahoma City, pero no descartaban la hipótesis de una acción
concebida en el extranjero, mientras la pista del terrorismo
medioriental estaba, con o sin razón, en el espíritu de todos
los norteamericanos.

Además del integrismo musulmán, la pista sospechosa que más se
menciona es la secta religiosa de los Davidianos. Decenas de
adeptos de esa secta murieron el 19 de marzo de 1993 en Waco
(Texas) en el incendio de su campo atrincherado y sitiado por
las fuerzas del orden. El drama de Oklahoma City coincidió
extrañamente con el segundo aniversario del desastre de Waco.

El presidente Bill Clinton afirmó mientras tanto, este jueves,
en la Casa Blanca, que Estados Unidos "no dejará que las
fuerzas inhumanas prevalezcan" en Estados Unidos.

El vocero presidencial, Michael McCurry, indicó que Clinton se
mantiene constantemente informado sobre la evolución de la
situación y que estimó "importante (...) mantener sin
alteraciones su agenda para mostrar claramente a quienes
buscan, por medio del terror, destilar el miedo" a los
norteamericanos "que no lo lograrán".

La célula de crisis montada desde que ocurrió el atentado se
reunió de nuevo el jueves a las 09H30 locales (13H30 GMT) en
la Casa Blanca.

Ese equipo está dirigido por el departamento de Justicia y
reúne a unos diez servicios, entre ellos el "Servicio Secreto"
(encargado en particular de la protección del presidente), el
Servicio de Alcoholes, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) y el
Consejo Nacional de Seguridad (NSC), organismo directamente
vinculado con la Casa Blanca y que también representa a la
CIA.

El vocero comentó que las autoridades "examinan las
informaciones recabadas en el mundo que pueden ser útiles para
encontrar pistas".

El NSC, dijo McCurry, "contribuye en la coordinación de
cualquier reacción en el extranjero que pueda ser o no
justificada". "No sugerimos en ese sentido que tengamos una
razón para llegar allí", agregó rápidamente.

La consigna en los medios oficiales norteamericanos era no
señalar con el dedo a ningún sector en particular. En tal
sentido McCurry dijo no tener ningún comentario sobre la
condena del atentado hecha, en la Franja de Gaza por los
responsables de dos movimientos integristas palestinos: Hamas
y Jihad Islámica.

En forma similar se pronunció el agente del FBI responsable de
la investigación del atentado, Weldon Kennedy, quien se negó a
confirmar que tres individuos, dos de ellos de tipo
medioriental, estaban siendo buscados. Tampoco lo desmintió,
pero se limitó a decir que los investigadores seguían
literalmente "cientos y cientos de pistas", tanto en Estados
Unidos como en el extranjero.

Sin embargo, la pista del terrorismo musulmán parecía ser la
preferida de la prensa, especialmente por la naturaleza del
atentado, perpetrado con un artefacto explosivo de casi media
tonelada, aparentemente muy sofisticado y colocado en un
vehículo estacionado en la calle paralela al edificio
siniestrado.

Es sorprendente la similitud con el atentado con coche bomba
perpetrado contra una de las torres gemelas del World Trade
Center, en Nueva York, en febrero de 1993, y que causó seis
muertos y centenares de heridos.

La explosión en Oklahoma City provocó el derrumbe de los nueve
pisos del edificio, unos sobre otros, objetivo que también se
perseguía con el World Trade Center.

En cuanto a la vinculación con la secta de los Davidianos, se
sabe que hay miembros de esa secta que no murieron en Waco, y
que, según un experto, intentaban instalarse en Colorado.

UNA TERCERA PISTA

El diario Washington Post mencionó una tercera pista, en la
cual aparece implicada la nebuloso de los radicales de extrema
derecha en su perpetua lucha contra el Estado federal. Se
trata de diferentes grupos, fuertemente armados e implantados
en diversos Estados del oeste de Estados Unidos. (EFE) (12A)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad N/D



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.