Ambiciosas Metas Con Fmi


Publicado el 06/Abril/1994 | 00:00

Quito. 06.04.94. El programa económico del Gobierno busca
consolidar las condiciones necesarias para lograr un
crecimiento sostenido del ingreso nominal y el empleo.

Ello, según la carta de intención, requerirá una reducción
adicional de la inflación y la regularización de las
relaciones crediticias del país con el exterior.

El programa está orientado a reducir la inflación al 20 por
ciento para fines de 1994 y a menos del 15 por ciento para
diciembre de 1995.

Se ha establecido metas trimestrales para las variables
económicas claves en 1994.

El programa incluye metas anuales para 1995, pues las metas
trimestrales para ese año se definirán cuando se efectúe la
revisión del programa en marzo de 1995.

Revisiones periódicas del programa

El Gobierno del Ecuador considera que las políticas y medidas
descritas en esta carta son las apropiadas para alcanzar los
objetivos del programa; sin embargo, de ser necesario,
adoptará acciones adicionales para asegurar el éxito del
programa. Mantendremos conversaciones periódicas con el FMI.
Antes del 30 de noviembre de 1994, se concluirá la primera
revisión del programa. Una segunda revisión se hará antes del
31 de marzo de 1995.

Esta evaluación servirá de base para alcanzar un entendimiento
sobre las políticas económicas que se instrumentarán durante
el resto del período de vigencia del programa y sobre los
criterios de cumplimiento que regirán durante 1995.

El FMI efectuará una revisión adicional del programa antes del
30 de noviembre de 1995.

Por último, se realizarán revisiones trimestrales del
financiamiento del programa hasta tanto se llegue a un acuerdo
con los bancos comerciales sobre operaciones de reducción de
deuda y su servicio, compatibles con los requerimientos del
programa económico del gobierno.

Privatización, eje importante

El Gobierno divulgó ayer la carta de intención que presentó al
Fondo Monetario Internacional, en la que fundamenta su
solicitud de un préstamo stand by por 130 millones de DEGS. El
documento confirma las líneas fundamentales de la estrategia
económica del régimen orientadas caracterizadas por un ajuste
del sector público -con el propósito de atenuar el déficit de
las finanzas públicas y lograr una reducción de la inflación-,
la transferencia al sector privado de buena parte de los
negocios públicos y la generalización del esquema de libre
mercado. La carta, en caso de ser aprobada definitivamente por
el FMI, a mas tardar hasta el 11 de mayo próximo, según el
ministro de Finanzas, César Robalino, plasmará el primer
acuerdo de este Gobierno con el FMI, después de los fallidos
intentos del año pasado.

La inversión pública

Los gastos de capital del sector público se mantendrán en
aproximadamente 7.3 por ciento del PIB en 1994.

La inversión del Gobierno Central se dirigirá fundamentalmente
a la construcción de carreteras, hospitales, a obras de riego
y a aumentar la disponibilidad de viviendas populares de bajo
costo.

Los gastos de capital de las empresas públicas se orientarán
principalmente al desarrollo de campos petroleros, a la
expansión de la capacidad de generación eléctrica, al
incremento del número de líneas telefónicas, a la ejecución de
otros proyectos que generarán mayores ingresos a las empresas
y a la realización de inversiones que complementen y faciliten
la actividad del sector privado en las áreas descritas.

Las privatizaciones

La reactivación de la inversión privada y el crecimiento de la
economía ecuatoriana, según la carta de intención, dependen
fuertemente de la adopción de una reforma substancial del
sector público que incluya la privatización de empresas y
servicios

En 1994 y 1995 el Gobierno busca avanzar en su programa para
incrementar la participación del sector privado en las
actividades antes manejadas por el Estado, incluyendo
telecomunicaciones, hidrocarburos y sector eléctrico.

Un elemento importante del programa de modernización es la
privatización de los servicios de telecomunicaciones.

El Gobierno ha iniciado el proceso de preparación de sus
activos para la venta, ha elaborado una versión preliminar de
la reforma a la Ley de Telecomunicaciones, y ha limitado las
nuevas inversiones de EMETEL a aquellas consistentes con el
proceso.

Como parte de la reestructura del sector, ha otorgado
concesiones para la telefonía celular al sector privado.

Petróleo y electricidad

De otro lado, espera que las inversiones exploratorias en
petróleo por parte de compañías nacionales y extranjeras
asciendan a aproximadamente a US$ 150 millones.

Como parte de la reforma del sector público, el Gobierno
espera enviar al Congreso, antes de julio de 1994, un proyecto
de ley para restructurar el sector eléctrico.

La seguridad social

Con el fin de fortalecer la posición financiera del IESS en
1994, según la carta de intensión, se están adoptando
importantes medidas, que incluyen el control de gastos
administrativos, la racionalizacion del plan de beneficios
médicos y la limitación de las inversiones con bajos
rendimientos tales como los préstamos hipotecarios.

El Gobierno espera iniciar una reforma sustancial del sistema
de seguridad social de acuerdo a los estudios que están siendo
elaborados.

Estos estudios identificarán medidas que incluyen el recorte
de costos y el incremento de la eficiencia del IESS así como
la mejora en el manejo de la cartera de inversiones.
Adicionalmente, estos análisis tomarán en consideración las
implicaciones fiscales y de otra índole de la reforma, la cual
incluirá la participación del sector privado en el manejo de
fondos de pensiones.

Las metas

El programa busca una recuperación de la actividad económica
en el corto plazo. Se espera que el producto crezca en
aproximadamente 3 por ciento en 1994 y en alrededor del 4 por
ciento en 1995 y que se creen las condiciones para un
crecimiento del producto no petrolero del orden del 5 por
ciento anual en el mediano plazo.

En el sector externo, el programa prevé un déficit mayor en la
cuenta corriente; sin embargo, se espera que la inversión
directa extranjera y los desembolsos externos al sector
público aumenten, y que la reserva monetaria internacional
neta registre un aumento adicional (aún sin considerar los
posibles ingresos derivados del proceso de privatización y el
financiamiento destinado a las operaciones de reducción de la
deuda y de su servicio).

Política fiscal

La consolidación del ajuste de las finanzas públicas es un
elemento clave del programa del Gobierno.

El déficit del sector público consolidado alcanzará a 0.5 por
ciento del PIB, porcentaje que incluye gastos por reducción de
personal por el equivalente a 0.6 por ciento del PIB.

La adopción de un nuevo sistema de determinación de los
precios internos de los combustibles es clave para consolidar
el esfuerzo fiscal.

Los ingresos provenientes de la venta de combustibles, que se
incrementaron de un promedio de 1.7 por ciento del PIB en
1991-92 a 3.4 por ciento del PIB en 1993, aumentarán en 0.5
por ciento del PIB en 1994.

Además, con la asistencia del FMI se han dado algunos pasos
para mejorar la administración tributaria, esfuerzo que
permitirá la generación adicional de ingresos por el
equivalente a 0.3 por ciento del PIB en 1994.

Las acciones que se han adoptado en relación a este tema
incluyen el cobro de intereses en pagos atrasados, la mejora
en los procesos de auditoría, y el incremento de los pagos
mínimos de impuestos.

En el futuro se establecerán oficinas de recaudación
especiales en Quito y Guayaquil, para supervisar los pagos de
los grandes contribuyentes; se endurecerán las sanciones para
las compañías que no consten en el registro de contribuyentes;
se cerrarán las compañías que no transfieran al fisco los
impuestos retenidos en la fuente, como el impuesto al valor
agregado y el impuesto a al renta y se dotará de mayor
autonomía administrativa y financiera a la Dirección General
de Rentas.

Otra fuente de ingresos fiscales proviene del ajuste de las
tarifas telefónicas que tuvo lugar a mediados de marzo de
1994.

Este ajuste permitió incrementar los ingresos del sector
público en aproximadamente 0.3 por ciento del PIB,

Esta medida compensará la caída en los ingresos petroleros y
permitirá que el superavit operacional de las empresas
públicas se mantenga inalterado en alrededor de 3.9 por ciento
del PIB en 1994, comparado con 3.1 por ciento del PIB en
1991-1992.

De otro lado, el gasto corriente del sector público se
reducirá en 0.7 por ciento del PIB en 1994.

El número de empleados públicos se reducirá en 20.000
posiciones adicionales en 1994 sustancialmente a través de
retiros voluntarios a un costo de 0.6 por ciento del PIB.

Esta reducción será financiada indirectamente con recursos
provenientes de la venta de activos.

LAS METAS DEL PROGRAMA CON EL FMI (1994-1995)

Monto del préstamo Stand By DEGS 130 millones

1994 1995
Inflación 20% anual - de 15%

PIB 3% 4%

Déficit fiscal 0.5% del PIB ---

Aumento de ingresos
venta de combustible 0.5% del PIB ---

Aumento de ingresos
tributarios 0.3% del PIB ---


Reducción de gasto
corriente público 0.7% del PIB ---

Gastos corrientes de
cap. sector público 7.3% del PIB ---

Reducción de empleados
públicos 20.000 --- (5A)

Ciudad N/D



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.

Búsqueda personalizada
  • 2014 - 2013 - 2012
  • 2011 - 2010 - 2009 - 2008 - 2007
  • 2006 - 2005 -2004 - 2003 - 2002
  • 2001 - 2000 - 1999 - 1998 - 1997
  • 1996 - 1995 - 1994 1993 - 1992 - 1991 - 1990