América Latina, destino de armas


Publicado el 27/Mayo/2009 | 00:04

Armas ilegales inundan AL



Narcotráfico se une a guerrillas


Grupos como Sendero Luminoso en el Perú, están dedicados a la producción de cocaína y realizan trueques con carteles de la droga que les proveen de armamento pesado

MADRID. Los recientes juicios contra dos de los más grandes traficantes de armas en el mundo, el ruso Viktor Bout, alías "El Mercader de la Muerte" y el sirio Monser al Kassar, quien fue condenado a 30 años de prisión en Nueva York, pusieron en evidencia lo sencillo que es introducir armas ilegalmente en América Latina.

Para detener a Bout y Al Kassar la DEA estadounidense aseguró que ambos intentaron vender lanzamisiles rusos a las FARC. Según los investigadores, la ruta prevista para la operación en ambo casos era la misma: las armas partían desde Rumania o Bulgaria y entraban a Nicaragua. Desde ese país centroamericano se dirigirían hacia Colombia y se las arrojarían en paracaídas a la guerrilla, señala un informe del diario español El País.

No hay pruebas de que el Gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, sea cómplice del tráfico. Pero "sin duda este país tiene enormes lagunas legales que facilitan" el negocio, señala Roberto Orozco, del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas de Managua.

Esto es confirmado por la Secretaría de Defensa de los Estados Unidos, que dice que en el Corinto, único puerto de aguas profundas de Nicaragua, "el Ejército y la Policía se hacen de la vista gorda ante el ingreso de armas ilegales".

Todo este panorama ha provocado, de acuerdo a un informe del Centro para la Información de Defensa (CID) de Washington, que más de 80 millones de armas de dudosa procedencia circulen en la región. Según el rotativo español, cualquier criminal puede hacerse de una pistola. Y ni hablar de las narcoguerrillas, que pueden conseguir un lanzacohetes con mucha facilidad.

Los datos en la región son espeluznantes: la tasa anual de homicidios llega a 140 mil , más del doble del promedio mundial. Esto también tiene su impacto económico y se estima que el costo de esta lacra representa el 14,2% del PIB, según el Banco Mundial (BM).

NARCOTRÁFICO Y GUERRILLA.

Según el reportaje de El País, el tráfico ilegal de armas está cada vez más relacionado con el narcotráfico.

A parte de los canales de tránsito de armas que se remontan a la época de auge de las guerrillas, en la década de los 70, se han afianzado en la región aquellos controlados por el crimen organizado. Los intercambios de droga por armas, que fueron inaugurados por los carteles colombianos en 1990 con la mafia rusa han proliferado.

Así como la cocaína sale de Colombia, el Perú y Bolivia hacia Europa a través de Venezuela, el Ecuador y el Brasil. Las armas tienen el mismo recorrido, pero en sentido contrario.

No hay balas.

Mientras las armas abundan, las municiones escasean en la región. El calibre 7,62 mm, que usan los fusiles rusos AK-103 adquiridos por Venezuela, es el más deseado en especial por las FARC, que aún tienen unas 5 000 armas que necesitan esta munición. La fabricación futura de este calibre en Venezuela ofrecerá a las guerrillas una fuente ilimitada de municiones. (CRR)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.