Aeropuertos: Siete Consorcios En La Lista


Publicado el 02/Febrero/1997 | 00:00

Quito. 02 feb 97. En un año se inicia la construcción de los
terminales aéreos de Quito y Guayaquil. La Vicepresidencia
de la República maneja el proceso.

La construcción de los nuevos aeropuertos está por buen camino.
La comisión creada para este fin tomó una decisión en su última
reunión: en enero de 1998 comienza la construcción simultánea de
las nuevas obras para Quito y Guayaquil.

Para cumplir con este objetivo ya se avanzó un paso más en el
proceso de concesión: de las 41 empresas que presentaron sus
fórmulas, siete ya están preclasificadas. Esta Comisión está a
cargo de la Vicepresidenta de la República.

Los consorcios precalificados son: Marshal Makling Monajan y
Asociados, agrupa a 4 empresas pertenecientes a Canadá y
Argentina. Aena Ferroviaria Agroman de España. Consorcio
Latinoamericano de Constructores de Brasil, Constructora Norberto
Odebrecht y Asociados de Brasil y Estados Unidos. Ica Obden de
México, Estados Unidos y Ecuador, STV de Estados Unidos, Italia
Suecia y el Consorcio Dragados Fuges de España y Francia.

El primero de julio de 1990 se expidió el reglamento para la
aplicación de la Ley 53, la misma que es el marco legal mediante
el cual se conforma la Comisión para la construcción de los
nuevos aeropuertos.

Según lo establecido en la Ley, corresponde a la vicepresidenta
de la República, Rosalía Arteaga, presidir la Comisión. Además
están: los ministerios de Finanzas, Defensa, Obras Públicas, la
Dirección de Aviación Civil (DAC), un representante de las
Cámaras de la Construcción de Quito y Guayaquil, el mismo que
actúa de manera alterna.

En los actuales momentos interviene Carlos Sandino, arquitecto de
la Cámara de la Construcción de Quito, quién se mantendrá hasta
marzo.

El proceso para construir los nuevos aeropuertos data desde la
presidencia de Rodrigo Borja, tiempo en el que la modalidad era
la constitución de compañías de economía mixta.

El 18 de mayo de 1992 se realizó la precalificación de empresas
constructoras bajo esa modalidad.

Luego, bajo la administración del vicepresidente de la República,
Eduardo Peña, en el Gobierno de Durán Ballén, se decide modificar
la modalidad de economía mixta a sociedades anónimas y en la
parte operativa se actualizó el proceso de calificación de
firmas, respetando las ocho precalificadas, siempre que
reactualicen su documentación.

Como consecuencia de ese proceso, el 23 de julio del 96 se hizo
el llamado a precalificación. Acudieron 41 firmas adicionales a
las ocho ya precalificadas. Representan aproximadamente 25
países.

Tomando en cuenta las estadísticas que existen en este tipo de
procesos, el hecho de que se haya presentado este número de
firmas implica un éxito de la convocatoria, señala José Augusto
Briones, ingeniero asesor de la Vicepresidencia de la República.

Es importante, dice, resaltar el apoyo técnico y financiero de
parte del Conam ya que ellos como suscriptores de una asistencia
técnica no reembolsable del Banco Interamericano de Desarrollo
(BID), son quienes aportan con la asistencia técnica y
financiera, a través de su unidad de concesiones.

El siguiente paso es la preparación de los documentos de
selección y calificación.

Lo que se prevé realizar en esta etapa es: conformar las
compañías anónimas previo a un proceso de evaluación comercial y
técnica que en definitiva es seleccionar la mejor oferta
económica.

La constitución de las sociedades anónimas se capitalizarán con
el aporte de los socios estratégicos.

El Estado ecuatoriano es parte de la sociedad anónima a través de
la DAC. También está previsto la formación de dos sociedades
anónimas, para Quito y Guayaquil, pero la construcción será
simultánea, en las dos ciudades

Dos terminales que serán diferentes

Las tierras son de la DAC * Los terrenos de Guayaquil ya han sido
totalmente expropiados. La DAC ha invertido en el cerramiento de
aproximadamente 20 kilómetros. Los terrenos de Puembo, en Quito,
ya han sido expropiados, Finanzas está por transferir una partida
para cancelar a los propietarios. El proceso de liquidación de
Daular también está concluido.

3.487 hectáreas en total * El aeropuerto internacional de Quito
tiene una extensión de 1.470 Has. y el de Guayaquil tiene 2.017
Has. Por las condiciones privilegiadas del Puerto, por estar
sobre el nivel del mar y por tener una visibilidad y capacidad de
operación de casi las 24 horas al día y 365 días al año, lo
vuelve continental. Los dos serán importantes pero el de
Guayaquil tendrá distintas características técnicas. Al no tener
problemas de altura permitirá el aterrizaje de naves de mayor
capacidad. La infraestructura será similar.

Los gastos previstos * Está en marcha la actualización de los
activos de los aeropuertos que están en funcionamiento y sus
costos. El monto previsto para la construcción será de
aproximadamente 600 millones de dólares. El destino de los
aeropuertos actuales será decisión de la Comisión. Sin embargo ya
se contrató una consultoría para valorar las dos pistas. (FUENTE:
EL COMERCIO)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.