¿se Ablanda La Modernizacion?


Publicado el 18/Febrero/1995 | 00:00

Entrevista con Mauricio Pinto, presidente del CONAM

Quito. 18.02.95. El conflicto bélico que Ecuador vivió con Perú
obligó a replantearse las metas del programa económico y también
del proceso de modernización y privatización de las entidades
estatales, que este régimen impulsa a través del Consejo
Nacional de Modernización (CONAM).

Por el momento, no solo los plazos, para convocar a las empresas
privadas a que participen en la licitación de varios servicios
públicos, quedaron diferidos, sino que hubo un sacudón del
programa en sí.

Mauricio Pinto, presidente del CONAM, afirmó que uno de los
mayores cambios que sufrirá el programa modernizador será en el
campo de la energía eléctrica, el resto de áreas, con un poco de
retraso, serán entregadas a través del mecanismo de concesión a
la empresa privada.

Pinto, en una entrevista con HOY, amplió las consecuencias que
dejará la guerra en otra de las ambiciosas metas del gobierno de
Sixto Durán Ballén: transformar a todo el aparato estatal.

-¿Cuáles serán las consecuencias del conflicto entre Ecuador y
Perú en el programa de modernización?

Estamos evaluando cuáles son o serían las consecuencias.

Personalmente no creo que tendrá un gran impacto en los procesos
que venimos manejando. La privatización de Ecuatoriana, por
ejemplo, no sufrirá ningún efecto, en sesión de Consejo
aprobaremos el texto de las bases para llamar a los consorcios
que estén interesados en el 50.1 de las acciones de esa empresa.
Era evidente que mientras no haya la tranquilidad del cese al
fuego no podíamos publicar internacionalmente esa situación.

¿Sin embargo, la situación vivida no hará replantear la entrega
al sector privado de sectores considerados como estratégicos?

Yo creo que eso va venir una discusión y a lo mejor podemos
replantear ciertas cosas, a lo mejor se van a retrasar un poco
los proyectos, pero por ejemplo, la concesión de la telefonía
pública no le veo razón que se tenga que retrasar. A lo mejor
replantearse que el anillo interconectado no debe privatizarse,
que debe permanecer en manos del Estado, ello podríamos pensar.

-¿Quiere decir que se puede replantear la entrega del sector
eléctrico para que lo manejen empresas privadas?

Hay que aceptar las circunstancias y los replanteos. Yo sí
quisiera ver en manos del sector privado, mucho más
agresivamente, plantas medianas de producción de energía y que
el Estado tenga la posibilidad de distribución para en un momento
de crisis y de emergencia exigir la producción.

-¿Tener el anillo interconectado y las centrales de generación
hidroeléctrica en manos del Estado?

Hasta no tener una seguridad suficiente que le permita decir al
Estado hay una generación en muchísimas manos, debe mantener en
sus manos la generación de electricidad, pero sí poder privatizar
y hacer concesiones a los nuevos proyectos hidroeléctricos y
sobre todo el parque térmico que está sin funcionar.

-Es evidente que la modernización del sector eléctrico se ha
alterado, pero ¿qué pasará con las telecomunicaciones que la
ciudadanía juzga jugaron un papel predominante en el conflicto?

Yo diría que eso en manos del sector privado igual, porque usted
tiene leyes sumamente drásticas en caso de emergencia nacional.
Es más, a lo mejor hubiéramos tenido un mejor servicio de
telecomunicaciones si en los sitios del conflicto hubiéramos
tenido la oportunidad de contar con transmisión vía satélite para
todo el mundo y poder comprar los espacios, sin tener las
inversiones que hacen las televisoras.

-¿No se dará marcha atrás en la modernización de las
telecomunicaciones?

No podemos seguir esperando la aprobación de la Ley de
Telecomunicaciones. Contamos con la alternativa que es la
modalidad de concesión que consta en la reforma a la Ley de
Modernización, esa modificación ya está aprobada y ese camino se
seguirá. Se concesionará la telefonía local, internacional, etc.
Pero eso sí sin monopolizar nada. No soy partidario de eso.

-¿Qué pasará con el IESS? Puso a disposición toda su
infraestructura, mientras que el sector privado de la salud no se
manifestó

Créame que fue cuento, absolutamente cuento, porque las unidades
que estuvieron ahí fueron del Ministerio de Salud Pública. No
existe en la zona del conflicto heridos que hayan llegado a los
hospitales del IESS sino al Hospital Militar. Fue una bonita
forma, una inteligente forma de hacer publicidad, pero la
realidad los heridos fueron al Hospital Militar y ocuparon las
instalaciones del Ministerio de Salud.

LO QUE NO SE FRENARA

Una vez que las aguas están volviendo a su cauce y que al parecer
la paz retornó al país, Mauricio Pinto, anunció que próximamente
se hará una convocatoria internacional para entregar en concesión
la instalación de 10 mil teléfonos públicos en todo el Ecuador.

El proyecto está listo y se lo aprobará pronto, dijo el principal
del CONAM, al comentar que el propósito es ver teléfonos en todos
los rincones del país, donde hoy las telecomunicaciones son un
lujo inalcanzable.

Se seleccionará a las empresas que instalen los teléfonos
públicos con la mejor tecnología, mucha velocidad, y sobre todo,
precios competitivos. No hay duda que ganará el que menos cobre y
más invierta, dijo.

En los próximos días también se retomará el proyecto de entregar
en concesión a la empresa privada las principales vías del país.
La convocatoria a licitación estaba prevista realizarla el 3 de
febrero pasado, pero por la emergencia no era prudente hacerlo.

Ahora se retomará ese proyecto que persigue que empresas privadas
administren las principales vías y otorguen un buen mantenimiento
y doten de servicios básicos, todo ello a cambio del cobro de un
peaje cuyo valor aún no está determinado.

Se retomará también la modernización del Registro Civil, no se va
a privatizar la institución, pero se entregará a la empresa
privada la prestación de los principales servicios, como
cedulación.

TAMBIEN DIJO

-Una de las cosas positivas que podemos sacar del conflicto es
que se ha demostrado que el diseño del sistema macroeconómico
funcionó y que realmente aguantó en los tiempos más difíciles, y
esa es una de las razones por las que pudo sostenerse como lo
hizo en estos, más de 20 días, eso al inversionista le va a dar
confianza.

-El inversionista ya tiene credibilidad en el sistema, por eso
cuando hay una noticia de cese del fuego, el mercado se
estabiliza, sino hubiera confianza en el sistema eso no hubiera
pasado.

-El país ha demostrado solidez, unión. El país está consciente
que ya no se lo puede tratar mal, ha demostrado que tiene
liderazgo y eso también es importante para la inversión.

-Lo estratégico es no tener la producción concentrada en un solo
frente. En el caso de la generación eléctrica, por ejemplo, es
mejor tener la producción en manos de muchas personas, con
plantas medianas y pequeñas, que tener concentrada en una sola.

-Esta crisis nos dejó la enseñanza de que nadie nos va a ayudar.
Quedó claro para los ecuatorianos que los países no tienen amigos
ni enemigos, tienen intereses.

-La ley antimonoplio es importante, pero vamos a dividir el país
en 50 regiones de esa manera se evita el monopolio y no le vamos
a dar la concesión para que explote monopólicamente. (9A)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad N/D



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.