6 Criterios Para Elegir Los Libros De Los NiÑos


Publicado el 23/Julio/1998 | 00:00

Quito. 23 jul 98. El proceso de formar buenos lectores empieza
en el preescolar. Un maestro debe desarrollar en forma óptima
las habilidades lingüísticas de sus alumnos.

Andrés Almeida, que está por graduarse de bachiller en un
colegio particular ubicado al norte de Quito, aún recuerda las
horas tediosas que tuvo que pasar en tercer curso para
descifrar el clásico Don Quijote de la Mancha, de Miguel de
Cervantes.

La salida salomónica de Almeida y un grupo de compañeros era
"echarle copia" a un resumen que la autora Raquel de Romo
Dávila realiza de los clásicos. Al igual que él muchos
estudiantes ven a la lectura como un peso más que un
atractivo. No les nace el amor por los libros. Y, tal como
señala la pedagoga María Eugenia Lasso, a los maestros les
encanta torturar a los estudiantes obligándoles a leer la
Ilíada o la Odisea a los 14 años.

Pero el rechazo a la lectura parece radicar en un aspecto: la
falta de motivación por los hábitos lectores. "El problema
está en que los maestros -que tampoco tienen una cultura
lectora- imponen a los alumnos lo que se debe leer", dice
Lasso.

La especialista Lilián Alvaro agrega otro elemento: la mayoría
de maestros no tiene criterio pedagógico para seleccionar los
textos. "La lectura de los libros se hace de manera mecánica,
cuando lo primero que se debe trabajar es la comprensión, que
los niños entiendan lo que leen". Llegar a este proceso no es
difícil. Ella sostiene que lo que necesitan los maestros para
fomentar el hábito lector es tener textos sencillos a su
alcance.

Pero, ¿cuáles son los criterios para seleccionar los libros?
Lasso menciona seis: el contenido; el estilo en el que está
escrito el libro: lenguaje e ilustración; el autor; la forma
externa: diagramación, encuadernación, tipo de papel, tamaño
de la letra; variables como la edad de los lectores e
intereses de acuerdo al contexto en el que se desenvuelven; y,
etapas de desarrollo del pensamiento infantil.

Para elegir lo adecuado, Lasso sugiere guiarse por los
intereses de los alumnos. "El niño no maneja las mismas
operaciones mentales en todos los niveles de su desarrollo, ni
gusta del mismo tipo de material; a toda edad únicamente
prefiere libros con calidad".

Cómo crear un rincón para leer con gusto

Las minibibliotecas * A la mayoría de padres de familia se le
hace difícil adquirir un libro para sus hijos debido a los
altos costos. La pedagoga Lilián Alvaro sugiere que cada aula
adquiera minibibliotecas con 15 obras diferentes de autores
nacionales y extranjeros. Los niños se rotarán los libros.
Luego, esos textos quedarán en la escuela para que otros lean.


Montarlo es fácil * Para organizar un rincón de lectura se
elige un lugar bien iluminado de la clase. Un pequeño librero
puede ser construido con ladrillos y tablas. Sobre el aparato
se colocan los libros con que se cuenta y adornos como títeres
elaborados por los mismo niños... El rincón puede estar
separado del ambiente total de la clase por un biombo.

Un arco iris en el piso * Para marcar la diferencia de
ambientes, el piso del rincón puede estar cubierto con una
pequeña estera, alfombra, tela, o pintado de colores. Sobre el
piso o la alfombra pueden colocarse almohadones para que los
niños se sientan cómodos.

La recreación * El rincón de lectura debe contar con
materiales recreativos adicionales: un televisor de cartón
listo para pasar las tiras de cuentos hechos por los niños y
un pequeño teatrino, construido en una caja de cartón.

Si quiere leer, aquí está la guía...

En esta etapa que va de los 0 a los 6 años se inicia de manera
formal el proceso de lecto-escritura. Es decir, se enmarca
dentro del eje de desarrollo: expresión y comunicación
creativa. El niño fortalece la asociación entre imagen,
palabra y significado y puede leer. Extrae significados de las
imágenes, los carteles, anuncios y cualquier material gráfico
con el que esté familiarizado.

María Eugenia Lasso señala que el proceso de formar buenos
lectores empieza en el preescolar. Un maestro que desarrolle
las habilidades lingüísticas de sus alumnos y los estimule a
expresarse en forma oral y gráfica, está preparándoles para
ser buenos lectores.

Si consigue que logren establecer una relación fluida y lúdica
con el libro, que hojeen sus páginas con interés y encuentren
divertido interpretar y relatar lo que les dicen, habrá
alcanzado su objetivo.

En el preescolar los niños gustan del factor sorpresa y
disfrutan del humor; se identifican con los personajes,
animales, plantas y las situaciones. Requieren textos con
pocas páginas, que posibiliten el ejercicio de su
inteligencia; que provean información sobre la vida y
actividades de las personas; que cuentan historias graciosas a
partir de hechos cotidianos; para armar, desarmar, pintar; que
desarrollan el sentido del ritmo: con canciones, rondas,
juegos verbales y que los inviten a jugar con su cuerpo. El
material lector: carteles con leyendas familiares, cuentos
gigantes, láminas que presentan temas de interés, cuentos de
imágenes, revistas y anuncios.

* Obras animadas *

De 0 a 3 años: libros para armar y desarmar. Federico y el mar
de Graciela Montes, El arca de Noé, Escapes, Mira lo que
tengo, Lola y Lalo, En la escuela, Pensando, Por qué... (Libri
Mundi y Studium). 3 a 4 años: Willy y Hugo, Willy el tímido,
Vida de perros, La princesa y el pintor, Hada qué triste
estás, El cuento de la señora Bigarilla, Historia del
elefantito (Libri Mundi). 4 a 5 años: Hércules, Los Dálmatas,
Pokahontas, El túnel de Anthony Browne, El gusanito de la
manzana, El puerto, La ciudad...

5 a 6 años: Los músicos de Bremen de los Hermanos Grimm, Rosa
Alba y Rosa Carmin, El sastresillo valiente, La cenicienta, El
gato con botas, El gallo Kikirikó, Minka, El rey que se
equivocó de cuento, María Celeste, Liliana bruja urbana...

La etapa escolar va de los 6 a los 11 años. A los 6 años se
consolida el aprendizaje de la lectura. Es importante que el
maestro tenga claro que la lectura es construcción de
significados y que su proceso no termina en primer grado. En
este período los niños elaboran conceptos por medio de la
experiencias directa e indirecta, pueden leer símbolos y
descifrar todo tipo de signos. Les encanta dramatizar
personajes y situaciones; sus intereses suelen ser realistas,
imaginativos y científicos.

De los 6 a los 8 años se identifican con modelos de valores
humanos y hay una ruptura del egocentrismo.

Los niños desarrollan todos los tipos de memoria: visual,
auditiva; sienten entusiasmo por las actividades escolares,
pero temen al fracaso. Les gusta textos que presentan
personajes y situaciones con los que puedan identificarse para
aliviar sus tensiones; que encarnan en personajes animados e
inanimados.

El material lector: poesías y cuentos maravillosos, cuentos
reales, leyendas locales, mitos indígenas y de otras culturas,
cuentos burlescos.

* Fábulas y leyendas *

La Magia del Lenguaje y Naturaleza y Comunidad de Editorial
Santillana, Nuevos Amigos, Caritas Alegres, Amadeus de Ibi
Lepscky, Loros en emergencias, El embuste de las coles, El
pirata Garrapata llega a pie al templo de Abu Simbel, Peter
Pan. Cuentos de hadas y ogros, fábulas, leyendas: La bella y
la bestia, Simbad el marino, Blanca Nieves, Alí Babá y los 40
ladrones, Cenicienta, Hansel y Gretel.

Los niños son espontáneos en las actuaciones e iniciativas;
independientes de padres y hermanos; generan sentimientos de
dignidad personal. Refuerzan su capacidad crítica frente a sí
mismos y a los demás; refuerzan su sentido de responsabilidad;
se manifiestan las divergencias entre los dos sexos; continúa
el interés por lo fantástico. Lo ideal son textos en donde
participen grupos de personajes con intereses comunes, que
enfrenten situaciones complejas y las resuelvan; que presenten
niños que asumen y aceptan sus errores.

* Mayor contenido *

Los libros de Oscar Wilde y Julio Verne, Los 3 mosqueteros de
Alexander Dumas, Alicia en el país de las maravillas. La cosa
imaginaria, El niño y el río, El mago desinventor, Un barco de
piratas.

Colecciones: clásicos de Siempre de Libresa, Alfaguara
Juvenil, Barco de Vapor de SM, Torre de Papel de Norma, Fondo
de Cultura Económico de México CFE, Garabato... Estas obras se
las puede adquirir en Studium, Española o Científica. (Texto
tomado de El Comercio)

style="display:block" data-ad-client="ca-pub-3347479071452639" data-ad-slot="4860276686" data-ad-format="auto" data-full-width-responsive="true">

Ciudad Quito



Actualizado por

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.